Ecuador. sábado 21 de octubre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Al menos 100 niños abusados sexualmente en colegio de Guayaquil

REFERENCIA | foto tomada de Ecuavisa

Al menos un centenar de niños fueron abusados sexualmente, y cuatro de ellos violados, por dos docentes en un colegio del noroeste de Guayaquil, de acuerdo a la fiscal que lleva el caso, informaron hoy medios locales ecuatorianos.


Publicidad

La Fiscal Patricia Morejón indicó que el Ministerio de Educación abrió una investigación por supuesta violación y que tras someter a cuatro menores a exámenes médicos y psicológicos, éstos determinaron que habían sido violados.

De lo que nosotros hemos podido revisar el testimonio de una de las víctimas, los hechos son bochornosos, los hechos son terribles para los niños, para cualquier persona. Hubo abuso sexual“, indicó la fiscal a la televisión privada Ecuavisa.

IMPORTANTE:  Separan a rectora del colegio en que se cometió abusos sexuales a casi 100 niños

La fiscal afirmó que existen más niños abusados, “son un centenar de víctimas” y calificó el caso de “muy delicado”.

El Ministerio de Educación realiza una  investigación administrativa en el plantel, donde se capturó a uno de los docentes sospechosos, quien tiene por lo menos 40 denuncias de padres de familia en el distrito, como lo resalta la subsecretaria, Erika Lainez.

En los próximos días se tomará la versión del detenido, pues según la Fiscalía, en el teléfono del detenido había fotos y videos  de los pequeños que fueron abusados sexualmente.

En la tarde del pasado 6 de octubre, el fiscal César Peña y la Policía especializada en niños (Dinapen) irrumpieron en el centro escolar tras las denuncias interpuestas por los padres sobre los delitos sexuales cometidos en el plantel.

Tras ingresar por la fuerza y tener que trepar por una puerta, porque los responsables les impidieron el acceso, uno de los supuestos autores de los delitos fue detenido, mientras que el segundo logró escapar.

Los sospechosos cometieron supuestamente los abusos en horas de recreo en los baños del colegio y habrían entregado a sus víctimas sedantes para cometer los actos y medicamentos para paliar las consecuencias, de acuerdo a las denuncias de los progenitores.

Al parecer, los supuestos autores también grabaron a sus víctimas.

El Ministerio de Educación investiga la posible negligencia por parte de los responsables del centro al no reportar los hechos. El colegio no se ha pronunciado sobre la investigación.

  • Con información de EFE y Ecuavisa

(I)