Ecuador. miércoles 22 de noviembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Suspenden las clases en el Napo por ceniza del volcán Reventador

Foto: @alexismoncayo

La caída de ceniza del volcán Reventador determinó que el Ministerio de Educación de Ecuador suspendiera las clases en varias escuelas de la zona de El Chaco, en la provincia amazónica de Napo, informó hoy el canal público Ecuador-TV.


Publicidad

La cadena indicó que la Coordinación zonal 2 del Ministerio dispuso la suspensión de las actividades educativas en las unidades escolares “12 de febrero” y “Daniel González Espinosa”, ubicadas en la parroquia de Gonzalo Díaz de Pineda, cerca de El Reventador, en el este del país.

Según la fuente, la medida busca proteger a los estudiantes y a la población ante la caída de ceniza del volcán, que está en erupción desde hace 15 años.

El Instituto Geofísico (IG) de la Escuela Politécnica Nacional informó hoy de que El Reventador “mantiene una actividad eruptiva alta” y que esta mañana se registró caída de ceniza en sectores aledaños al coloso.

Sectores como San Luis, San Carlos y Salado, en la parroquia de Gonzalo Díaz de Pineda, del cantón (jurisdicción municipal) de El Chaco, fueron afectados por la caída del polvo volcánico, agregó.

Además, el IG informó de que en las últimas 24 horas se han registrado trece episodios de tremor o temblor constante por la emisión de gases y ceniza del volcán.

Asimismo, se han detectado 47 seísmos leves de “largo periodo”, relacionados con el movimiento de fluidos en el interior de la montaña, y 23 explosiones de material magmático.

Las emisiones han formado columnas de vapor de agua y gases, como nubes, con un alto contenido de ceniza, que han sobrepasado los 600 metros sobre el cráter.

El Reventador es un “estrato volcán compuesto”, situado a unos 90 kilómetros al este de Quito, en una estribación del ramal oriental de la cordillera andina que se pierde con el inicio de la cuenca amazónica.

De 3.560 metros de altura, este volcán empezó su actual proceso eruptivo en 2002 y se caracteriza por generar frecuentes explosiones y emisiones de gases y ceniza. EFE