Ecuador. sábado 25 de noviembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Iglesia Católica ecuatoriana impulsará programas pastorales sobre la familia

REFERENCIA | Foto compartida en Twitter por @CarlosMonsalveA.

La Iglesia Católica en Ecuador impulsará programas pastorales destinados a ahondar en la institución familiar, después de la celebración en octubre de marchas en distintas ciudades para defender los valores de la familia tradicional.


Publicidad

Así lo anuncia hoy un comunicado emitido por la Conferencia Episcopal ecuatoriana, al término de la CXLII Asamblea Plenaria en la ciudad amazónica de Puyo, a unos 250 kilómetros al sureste de Quito.

Asistimos a un profundo cambio cultural, que afecta globalmente a toda la realidad familiar: relaciones mutuas, principio de autoridad, fragmentación de los diferentes roles, falta de comunicación, violencia intrafamiliar, abusos sexuales, entre otros“, refiere la nota del Episcopado.

Y abunda en que “desde la fe y desde los valores cristianos, vemos la necesidad de reconocer y promover un modelo de familia estable, unida, respetuosa, dialogante y comprometida con el medio en el que vive”.

Uno de los propósitos que se marcó la Asamblea fue continuar apoyando a los progenitores “en la defensa de sus derechos inalienables de educar a sus hijos de acuerdo con sus convicciones, creencias y opciones pedagógicas”.

La Iglesia Católica y otras denominaciones cristianas, así como instituciones educativas religiosas, grupos pro-vida y defensores del esquema tradicional de padre, madre e hijos, consideran que desde el Estado se está impartiendo educación sexual a edades tempranas y se promueven legislaciones que abordan cuestiones como el aborto y reconocimientos de género, que rechazan.

“Con este propósito, se impulsará desde la Conferencia Episcopal, en coordinación con los laicos, programas pastorales sobre la vida y la familia, con sólidos fundamentos científicos, éticos y espirituales”, apunta el comunicado.

El pasado 14 de octubre miles de personas salieron a las calles de las principales ciudades del país para expresar su rechazo a supuestos proyectos educativos y legislativos contrarios al concepto tradicional de familia.

Luego de las masivas protestas, un tribunal penal impuso medidas cautelares a miembros de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana (CEE) y del movimiento Vida y Familia, tras una demanda presentada por posible discriminación y vulneración de derechos contra el colectivo LGTBI.

La Corte no vio constitutivo de delito las acciones de los religiosos y desestimó las demandas de los tres querellantes activistas LGTBI por supuestas manifestaciones de discriminación y odio que, según afirmaba la demanda, acompañaron a las marchas. EFE

(I)