Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Presidentes latinoamericanos adoran Twitter

BUENOS AIRES (AP) — La presidenta argentina Cristina Fernández rara vez da conferencias de prensa. Pero es una fanática de Twitter y dice que esa red social, en la que tiene más de 2,2 millones de seguidores, le permite un contacto directo con el pueblo.


Publicidad

Fernández (https://twitter.com/CFKArgentina) usa Twitter para criticar a sus opositores y a los medios de prensa, con los que libra una prolongada batalla por considerarlos tendenciosos. Con frecuencia genera debates y controversias. En una ocasión envió más de 60 tuits un día en que hubo protestas multitudinarias contra su gobierno.

Sus mensajes son a menudo punzantes.

“Ríos de tinta. Denuncias, mentiras”, increpó hace poco a cuatro medios de prensa opositores.

Otras veces sus tuits son joviales, como cuando confesó ser admiradora de la serie de HBO Game of Thornes.

“Seguro se queda con Robb Starck. O con Jon Snow? Ustedes dicen que con el rubio mayor que siempre la acompaña y que está re enamorado de ella? Puede ser”, afirmó recientemente, aludiendo a la serie.

Últimamente es común ver entre los tuits de la presidenta comentarios y términos tan informales que se salen de lo que se espera de la investidura presidencial, frases como “no se hagan los giles (tontos)” o “cuanto chanta (farsante) suelto”, y el uso de palabras en inglés como en un lenguaje casi juvenil, términos como “please”, “sorry” o “too much”. También ha subido imágenes fotográficas de sus perros. Estos mensajes parecen buscar alejar a la mandataria de su figura presidencial y acercarla a su público.

“La presidenta genera odios o adhesiones con lo cual no me extraña que sea popular su cuenta de twitter”, dijo Lorena Amarante, cofundadora de la empresa de marketing digital OmLatam. “Hay gente que la sigue por toda la polémica que genera a partir de sus tuits”.

Fernández es la cara más saliente de un fenómeno nuevo en América Latina, donde los gobernantes están fascinados con Twitter y apelan con frecuencia a ese recurso.

Según un estudio de julio elaborado por la empresa de relaciones públicas Burson-Marsteller, Fernández está 10ma entre los gobernantes más populares de la red con 2.113.418 seguidores; el colombiano Juan Manuel Santos figura 12do con 1.975.183 y la brasileña Dilma Rousseff 14ta con 1.865.242. El venezolano Nicolás Maduro aparece 20mo con 1.208.349 seguidores.

Esa lista la encabeza el estadounidense Barack Obama con 33.510.157 seguidores y segundo figura el papa Francisco con 7.200.332.

Los mandatarios aprovechan cualquier tema de actualidad para hacer pronunciamientos y recurrieron a ese medio para expresar su repudio cuando el avión del presidente boliviano Evo Morales fue demorado en Viena porque se sospechaba que podía estar transportando a Edward Snowden, el joven que reveló que Estados Unidos espía a sus ciudadanos y quien tiene orden de captura en su país.

“Estoy en contacto con Evo, se han violado todas las inmunidades internacionales que protegen a los jefes de Estado por la obsesión Imperial”, dijo Maduro (https://twitter.com/NicolasMaduro ) en esa ocasión.

En un país muy dividido como Venezuela y en el que una cuarta parte de la población usa Twitter regularmente, según comScore, tener presencia en esa red es fundamental.

Las autoridades “no se comunican primero por televisión, radio o en discursos, sino a través de Twitter”, expresó Javier Pereira, coordinador del portal del diario El Nacional. “Por eso tenemos que estar alertas, pendientes constantemente”.

Maduro, por otra parte, produjo enorme revuelo cuando deletreó mal el apellido del canciller venezolano Elías Jaua en un tuit en el que escribió Jagua.

El colombiano Santos (http://www.twitter.com/J ) encuentra práctico el uso de Twitter. “En vez de hacer tantas conferencias de prensa, uno usa twitter”, manifestó.

____

Foto AP