Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Mayoría de mujeres prefiere dormir bien a tener buen sexo

Foto de Archivo, La República.

Washington, 6 nov (EFE).- Un estudio reveló hoy que entre el 60 y el 70 por ciento de las mujeres de Estados Unidos, Reino Unido y China se consideran satisfechas con su vida sexual pero prefieren una noche de sueño reparador antes que una noche de buen sexo.


Publicidad

En Brasil, sin embargo, solo el 32 por ciento de las mujeres elegiría esta opción, según la investigación, hecha por la compañía de relaciones públicas y márketing estadounidense FleishmanHillard.

Ese dato contrasta con las preferencias de las chinas, que en un 70 por ciento prefieren dormir antes que tener sexo, las británicas (68 %) y las estadounidenses (60 %).

Además, el estudio revela que, si a las estadounidenses y británicas se les da la opción de prescindir del sexo o de la tecnología durante tres meses, la mayoría preferiría dejar a un lado su vida sexual.

Otras preferencias sobre la riqueza o la calidad de vida se revelan en este estudio, titulado “Mujeres, Poder & Dinero” y basado en 4.300 entrevistas realizadas en agosto de 2014 en cuatro países: Estados Unidos, Reino Unido, Brasil y China.

Al ser preguntadas sobre su definición de éxito, las mujeres citan con más frecuencia la seguridad financiera, la familia y la felicidad, antes que la riqueza, el lujo o ser un ejecutivo brillante.

Entre las opciones de sexo, poder o dinero, el 80 por ciento de las mujeres prefiere disponer de dinero para asegurar el futuro de su familia y, especialmente, conseguir que sus hijos vayan a la universidad.

El estudio también revela que aproximadamente el 90 por ciento de las mujeres prefiere vivir 10 años con una buena calidad de vida que 20, sin disfrutar de plena autonomía.

Sin embargo, curiosamente, la percepción de la edad varía según los países.

De media, las británicas, estadounidenses y brasileñas creen que la “vejez” comienza a los 70 años, mientras que en China empieza a los 59 años para las mujeres y a los 60, para los hombres.

 EFE