Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Estudio: Robots reemplazan a trabajadores a un ritmo mayor

Un robot del ejército británico es usado para examinar una bomba de tubo colocada debajo de un automóvil en la zona de mercados de Belfast, Irlanda del Norte, el jueves 5 de febrero de 2015. (Foto AP/Peter Morrison)

Washington (AP) — Mejores robots y más baratos sustituirán a los trabajadores humanos en las fábricas del mundo a un ritmo mayor del esperado la próxima década, bajando los costes laborales en un 16%, reveló un estudio publicado el martes.


Publicidad

La firma Boston Consulting Group pronostica que la inversión en robots industriales crecerá en un 10% anual en las 25 principales naciones exportadoras hasta 2025. Eso supone un aumento del ritmo actual, que es del 2% al 3% anual. La inversión resultaría en menores costos y un aumento de la eficiencia, dijo el grupo.

El uso de robots permitirá reducir los costes laborales en un 33% en Corea del Sur, 25% en Japón, 24% en Canadá y 22% en Estados Unidos y Taiwán. Sólo el 10% de los empleos que pueden automatizarse están ocupados actualmente por robots. Para 2025, las máquinas supondrán más del 23% de esos puestos, según las previsiones de Boston Consulting.

Los robots son cada vez más baratos. El costo de poseer y operar una soldadora robótica, por ejemplo, ha caído de 182.000 dólares en 2005 a 133.000 dólares el año pasado, y se reducirá a 103.000 dólares en 2025, según Boston Consulting.

Además, las nuevas máquinas pueden hacer más cosas. Los robots antiguos sólo podían operar en ambientes predecibles. Los más nuevos usan sensores mejorados para reaccionar ante lo inesperado.

otografía de archivo del 11 de noviembre de 2014 de robots remachando parte de la carrocería de una camioneta Ford F-150 modelo 2015 en una fábrica de Dearborn, Michigan. (Foto AP/Paul Sancya, Archivo)

Fotografía de archivo del 11 de noviembre de 2014 de robots remachando parte de la carrocería de una camioneta Ford F-150 modelo 2015 en una fábrica de Dearborn, Michigan. (Foto AP/Paul Sancya, Archivo)

En un informe separado, RBC Global Asset Management subraya que cuando los productos de una empresa se actualizan o sustituyen, los robots pueden ser reprogramados mucho más rápido y más eficientemente que cuando se reentrena a seres humanos: una ventaja crucial en momentos en que los teléfonos inteligentes y otros productos caen rápidamente en la obsolescencia.

“A medida que aumentan los costos laborales en todo el mundo, es cada vez más crítico que los fabricantes tomen medidas rápidamente para mejorar su producción por trabajador a fin de mantenerse competitivos”, dijo Harold Sirkin, socio sénior de Boston Consulting y coautor del informe.

“Las empresas se están dando cuenta de que los avances en la robótica y otras tecnologías de la fabricación ofrecen algunas de las mejores oportunidades para mejorar drásticamente la productividad.”

Boston Consulting dijo que estudió 21 industrias en 25 países el año pasado, entrevistando a expertos y clientes, además de consultar los informes del gobierno y de las ramas de la economía.

El auge de los robots —algo que según los más apocalípticos representa el inicio de “La rebelión de las máquinas”, como en la película Terminator 3— no se limitará a los países desarrollados, donde sus fuerzas laborales tienen más edad y cuestan más. Incluso China, con sus salarios bajos, utilizará robots para reducir los costos de la mano de obra en un 18%, según Boston Consulting.

Es probable que el aumento de la automatización cambie la forma en que las empresas evalúen dónde abrir fábricas o expandirlas. Boston Consulting espera que los fabricantes “dejarán simplemente de enfocarse en buscar mano de obra barata”. Las fábricas darán empleo a menos personas y quienes estén altamente calificados tendrán más probabilidades de quedarse. Eso podría atraer a más fábricas de vuelta a Estados Unidos, con el consecuente cierre en países de mercados emergentes y salarios bajos.