Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Detrás de la portada de Caitlyn Jenner para Vanity Fair

Imagen: http: s.ndtvimg.com

NUEVA YORK (AP) — El sigilo para la portada con Caitlyn Jenner de Vanity Fair comenzó desde las pláticas de la directora de moda y estilo, Jessica Diehl, sobre inspiraciones que van de Lauren Bacall a “The Thomas Crown Affair”.

En una entrevista publicada por la revista, Diehl dijo que Jenner es “totalmente estadounidense”, en cuanto a su estilo.

“Ella tiene algunas ideas de lo que le hace sentir muy bien. Pero esas ideas siguen formándose y creándose. Habrá ciertos experimentos y pruebas. ¡Bienvenida al mundo de la moda femenina! No siempre es sencillo, pero creo que tiene una idea muy clara de lo que le hace sentir bien y esas son las siluetas clásicas”, dijo Diehl.

El debut de Jenner como Caitlyn para la portada de julio de la revista fue publicado en internet el lunes y llegará a los quioscos el 9 de junio. Las descargas de una sesión de fotos que aparecen en el interior de la revista y el artículo de Buzz Bissinger están a disposición del público.

La portada muestra a Jenner sentada con las piernas cruzadas sobre un taburete con un corsé de Trashy Lingerie y ropa interior a juego con el titular: “Llámenme Caitlyn”. La famosa fotógrafa Annie Leibovitz se encargó de la imagen y varias más con Jenner con un vestido de lentejuelas doradas de Halston Heritage y otro vestido negro de Zac Posen.

En fragmentos de la entrevista publicados el martes en el sitio de la revista, Jenner reconoció estar nerviosa sobre cómo serían percibidas las fotografías pero dijo que resultaron “increíbles” y han tenido muy buena recepción.

“Tenía micho miedo, no quería verme como un tipo con vestido de drag (queen), tampoco quería verme como un tipo vestido de mujer”, dijo. “Si lo vas a hacer, mostrarte, realmente tienes que asumir el papel, tienes que verte muy femenino, tienes que poder hacerlo, esto que considero como mi presentación es extremadamente importante porque hace que la gente lo reciba más fácilmente”.

Imagen: i2.wp.com

Imagen: i2.wp.com

Jenner usó un minivestido rojo y entallado de Donna Karan New York para una foto que le tomaron en el asiento del conductor en el Porsche de 180.000 dólares que le compró su exesposa Kris Jenner. Otras fotografías la muestran en un corsé de encaje negro de Agent Provocateur y una más con camiseta y una falda de Herve Leger sentada en un sillón de su casa en la playa de Malibu en California.

“Tiene un cuerpo fantástico, es un cuerpo totalmente cuidado. Es una atleta, así que su tono muscular es increíble. Está delgada y sus proporciones son muy fáciles de vestir”, dijo Diehl en una entrevista de formato pregunta, respuesta.

Diehl, quien ha trabajado numerosas portadas para la revista, apuntó que tuvo que tomar precauciones en el caso de Jenner para mantener en secreto la portada.

“Generalmente vamos a, por ejemplo, Valentino o Armani, y les decimos que estamos haciendo una portada y les preguntamos si nos pueden dar (prestada) algo de ropa. Para esta portada tuve que ir a las tiendas de incognito, aunque claro no todos saben cómo me veo, pero para comprar. Eso fue muy divertido, fue como moda Vanity Fair sacada de los anaqueles”.

Diehl platicó con Jenner en su casa en Malibu varias horas para revisar el estilo y sus inspiraciones.

La portada fue deliberada, dijo Diehl, tomando en cuenta los meses de intenso escrutinio que llevaron a la gran presentación de Caitlyn.

“Teníamos esa idea clara que nos hacía sentir que detrás de toda esta emoción e importancia noticiosa estaba el alma de una mujer. Y no necesitaba mucho para cubrirse. No se buscó que fuera subido de tono para nada. Era sólo para mostrar la honestidad y la pureza. ‘Esto es lo que pasa, aquí estoy”’.

___