Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

OMS anuncia que las carnes procesadas son tan peligrosas como los cigarrillos o el asbesto

El jamón, las salchichas y otras carnes procesadas pueden producir cáncer de colon, estómago y otras variedades de la enfermedad, como probablemente también las carnes rojas.


Publicidad

Si bien los médicos han aconsejado no comer demasiada carne, la agencia oncológica de la Organización Mundial de la Salud ha dado el lunes la respuesta más definitiva hasta ahora acerca de la relación de la carne con el cáncer, y ha descrito a la carne procesada como carcinógena para los humanos y la ha clasificado dentro de lo que se conoce como Grupo 1, la misma categoría peligrosa que los cigarrillos o el asbesto.

“Para un individuo, el riesgo de desarrollar cáncer colorrectal por su consumo de carne procesada sigue siendo pequeño, pero este riesgo aumenta con la cantidad de carne consumida”, dijo el doctor Kurt Straif, Jefe del Programa de Monografías de la IARC (la agencia internacional para la investigación del cáncer de la OMS). “En vista del gran número de personas que consumen carne procesada, el impacto global sobre la incidencia del cáncer es de importancia para la salud pública”, añadió.

Un grupo de 22 científicos de la Agencia Internacional de Investigación del Cáncer de la OMS en Lyon, Francia, evaluó más de 800 estudios de varios continentes sobre la relación de la carne con el cáncer. Sobre la base de dicha evaluación clasificó las carnes procesadas como “carcinógenas para los seres humanos” y la carne roja como “probablemente carcinógena”.

Los grupos de la industria de la carne protestaron por dicha clasificación. El Instituto de la Carne de América del Norte dijo en una declaración que “el cáncer es una enfermedad compleja no causada por alimentos individuales” y destacó la importancia del estilo de vida y los factores ambientales.

Los médicos advirtieron que una dieta cargada de carne roja se asocia con variantes del cáncer, incluso de colon y páncreas. La Sociedad Oncológica Estadounidense ha exhortado insistentemente al público a reducir el consumo de carne roja y carnes procesadas, estas últimas, según los investigadores, aquellas que son transformadas para mejorar o preservar su sabor, ya sea saladas, curadas o ahumadas.

Notaron que la carne roja contiene nutrientes importantes pero dijeron que varios estudios las vinculaban con el cáncer. Precisaron que los métodos de cocinar la carne roja a altas temperaturas producía la mayor cantidad de sustancias químicas sospechosas de causar cáncer.

La decisión va en la línea de lo que opinan otras organizaciones dedicadas a la lucha contra el cáncer. Por ejemplo, la Fundación Internacional para la Investigación en Cáncer, considera “convincente” que tanto la carne procesada como la carne roja están asociadas al cáncer colorrectal. (I)