Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Francia entrega a Perú el pleno control del satélite más moderno de A.Latina

El Gobierno de Francia entregó hoy a Perú el control y la operatividad total del PerúSAT-1, el primer satélite peruano de observación terrestre, adquirido por el Gobierno a la compañía francesa Airbus Defence & Space, y puesto en órbita el pasado 15 de septiembre, anunció hoy el Ministerio de Defensa.


Publicidad

La Comisión Nacional de Investigación y Desarrollo Aeroespacial (Conida), la agencia espacial de Perú, se hizo cargo plenamente del satélite en una ceremonia en la que participó el ministro de Defensa, Jorge Nieto, y el embajador de Francia en el Perú, Fabrice Mauriès, entre otras autoridades.

Nieto aseguró que el PerúSAT-1 servirá para fortalecer la defensa y seguridad de Perú y también para combatir el crimen organizado, en delitos como la tala ilegal y el narcotráfico, entre otros usos.

También tomará imágenes en alta definición de los monumentos y zonas arqueológicas del Perú para hacer un seguimiento a su estado de conservación.

La implementación del Sistema Satelital Peruano de observación de la Tierra incluyó un programa de transferencia tecnológica de Francia a Perú dividido en dos fases.

En la primera, Conida seleccionó a un equipo de ingenieros peruanos que viajaron a Toulouse (Francia) para recibir una formación teórica de 682 horas académicas en las instalaciones de Airbus Defence & Space.

La segunda conllevó la participación de los ingenieros peruanos en el desarrollo del satélite, del Centro Nacional de Operaciones de Imágenes Satelitales (CNOIS) y en las actividades de integración y pruebas, además de en la preparación de las operaciones de vuelo, entre otras actividades.

El PerúSAT-1 pesa 400 kilos y viaja a una velocidad de 7 kilómetros por segundo a 694 kilómetros de distancia de la Tierra, con un ancho de barrido de 14,5 kilómetros.

El satélite, adquirido por el Gobierno de Ollanta Humala (2011-2016), costó 150 millones de euros (168,6 millones de dólares) y es considerado el satélite de observación más sofisticado de América Latina, ya que tiene una resolución de 0,7 metros y es capaz de identificar objetos con dimensiones menores a un metro. EFE (I)