Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Brasil inicia la reconstrucción de una base de investigación en la Antártida

Brasil comenzó la reconstrucción de la Estación Antártica Comandante Ferraz (EAFC) destinada para fines científicos y cuyas obras cuentan con una inversión de casi cien millones de dólares, informaron hoy fuentes oficiales.


Publicidad

Los 17 laboratorios, más los comedores, oficinas y dormitorios, que albergará este complejo de 4.500 metros cuadrados está previsto que comiencen a funcionar en el primer semestre de 2018, según señaló en un comunicado el Ministerio de Ciencia, Tecnología, Innovación y Comunicación de Brasil (MCTIC).

La reconstrucción comenzó este enero y es ejecutada por la estatal Corporación China de Importaciones y Exportaciones Electrónicas (Ceiec en sus siglas en inglés), vencedora de la licitación, aunque los 99,6 millones de dólares del costo de la obra son financiados por la Marina y el Ministerio de Defensa de Brasil.

“Las obras están siguiendo el cronograma previsto, respetando los plazos. En marzo de 2018 la nueva estación será inaugurada”, aseguró el coordinador general de Océanos, Antártida y Geociencias del MCTIC, Andrei Polejack.

La revitalización de este espacio permitirá dar continuidad a investigaciones en las áreas de biología, meteorología y a estudios sobre la relación entre el Sol y la Tierra, entre otros, los cuales se iniciaron en 1984, pero no gozaron de la continuidad suficiente desde el incendio ocurrido en la base en febrero de 2012.

Actualmente, cerca de 300 investigadores realizan cada año estudios en el continente más frío de la Tierra y la renovada planta ofrecerá mejores condiciones a los estudios que se desarrollan en el marco del Programa Antártico Brasileño (Proantar), agregó la información.

“La Antártida es uno de los ecosistemas más importantes para el mantenimiento del clima (…) Mis estudios están centrados en entender los procesos de interacción entre la atmósfera, el océano, el hielo marino y su importancia para controlar el tiempo y el clima en Sudamérica”, relató en la nota el oceanógrafo Ronald Buss de Souza.

Brasil es desde 1975 país miembro del Tratado Antártico, un acuerdo que se creó en 1959 y que definió la Antártida como el primer espacio desmilitarizado y desnuclearizado del planeta, y caracterizó al continente blanco como una zona exclusiva para la ciencia en régimen de cooperación internacional. EFE