Ecuador. martes 26 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Nave ecológica llega a Cuba en misión ambiental

Varios invitados permanecen de pie en el navío The Race for Water (La Carrera por el Agua) durante un evento para presentar las acciones de la fundación en el combate a la contaminación del océano con plásticos en La Habana, Cuba, el viernes 21 de julio de 2017. El catamarán impulsado por energía solar, hidrógeno y viento se encuentra en un viaje alrededor del mundo como parte de una demostración de la Fundación The Race for Water de que es posible un futuro sin emisiones de gases contaminantes. (AP Foto/Ramón Espinosa)

LA HABANA (AP) — Con su diseño futurista de paneles solares que lo asemejan a las naves de ciencia ficción, el barco Race for Water atracó en La Habana con el objetivo de difundir un mensaje de conciencia ambiental y dialogar con científicos de la isla.


Publicidad

Esta embarcación de bandera suiza es de propulsión híbrida solar-hidrógeno-eólica, y cuenta con un equipo de 15 personas, incluidos cinco tripulantes que la operan. Uno de sus principales objetivos es el combate a la contaminación con plástico.

“Es importante estar en Cuba. Para una isla es complicada la gestión de los desechos y todo el mundo necesita saber cuál es la forma de preservar el océano y hacer algo para eso a su nivel”, explicó a la AP Camille Rollin, una portavoz de la fundación que lleva el mismo nombre del barco (Carrera por el Agua en español).

La misión que arribó la víspera proveniente de las Bahamas estará en la isla hasta el 8 de agosto, y luego partirá hacia República Dominicana como parte de una vuelta al mundo a lo largo de cinco años.

Cuba se sitúa muy cerca del giro del Atlántico norte; es el lugar donde los desechos se juntan… es vital que los cubanos sepan de dónde viene este plástico y cómo resolverlo”, agregó Rollin.

La nave, que comenzó su travesía en 2015, es completamente autónoma y cuenta con unos 500 metros cuadrados (5.380 pies cuadrados) de paneles solares. El hidrógeno se genera a partir del agua del mar, y el cometa que despliega para valerse de la energía del viento le permite duplicar la velocidad.

Durante su estancia en la isla habrá talleres con expertos y visitas infantiles a la nave, así como varios días de intercambio con científicos cubanos.

Según Reinaldo Acosta, director del Centro de Estudios Ambientales de Cienfuegos, la presencia del Race for Water les permitirá observar tecnología para determinar el tipo de plástico presente en los mares de la isla y ver cómo éste se incorpora al medio ambiente de la nación caribeña, explicó.

La misión también ofrecerá algunas soluciones para el manejo de este problema y el reciclaje.

(I).