Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Cristo Redentor se tiñe de naranja en contra de la violencia machista

Vista del Cristo Redentor iluminado de naranja como parte de la campaña de la ONU contra la violencia machista en Río de Janeiro, Brasil, hoy, sábado 25 de noviembre de 2017. El Cristo Redentor de Río de Janeiro, se tiñe de naranja como parte de una campaña de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que se extenderá hasta el 10 de diciembre para luchar y concienciar sobre la violencia contra las mujeres. EFE/Marcelo Sayão

Río de Janeiro,  (EFE).- El Cristo Redentor, la principal atracción turística de Río de Janeiro, fue iluminado hoy de color naranja con motivo del Día Internacional para la eliminación de la violencia contra las mujeres.


Publicidad

Durante una hora, entre las 19.30 y las 20.30 hora local (de 21.30 a 22.30 GMT), la emblemática figura del Cristo Redentor, una de las siete maravillas del mundo modernas, quedó iluminada de color naranja, en protesta contra la violencia que sufren las mujeres en todo el planeta.

El acto se engloba en la campaña global de los 16 días de activismo para pedir el fin de la violencia contra las mujeres, lanzada por la ONU en favor de los derechos de las mujeres y las niñas.

En Brasil, además del Cristo Redentor, también quedó iluminado hoy de color naranja el Elevador Lacerda, el famoso ascensor carta-postal de Salvador (capital regional de Bahía, noreste del país).

Ayer viernes, se iluminó el Palacio Buriti, sede del Gobierno del Distrito Federal, en Brasilia.

“Acabar con la violencia contra las mujeres es una responsabilidad de todas las personas y requiere voluntad personal, comunitaria y política”, destacó en un comunicado la representante de la ONU Mujeres Brasil, Nadine Gasman.

Además de los tres edificios en Brasil también se iluminaron en el mundo el Fortune Financial Centre de Pekín (China), los parlamentos de Bangladesh, Liberia y Marruecos, el Palacio de Bellas Artes de Ciudad de México o el ayuntamiento de Bogotá, entre otros. EFE

bpr/cav