Una entrevista que solo deja interrogantes

En: Sin categoría

9 Sep 2016

La entrevista al gerente del Banco Central del Ecuador (BCE), Diego Martínez, que se publicó en la edición de hoy de El Comercio[1] amerita, a nuestro entender, algunos comentarios. El primero tiene que ver con el diagnóstico de Martínez sobre la contracción económica que atraviesa el país y que, según las proyecciones del BCE, causará un decrecimiento del PIB en 1,7% este año. Según el gerente del BCE, “todos los factores (que explican la contracción proyectada) son de carácter externo, porque los internos que se podían ajustar ya fueron ajustados”. Si la contracción, según la interpretación del Gobierno, se debe en su totalidad a factores externos, entonces los ecuatorianos no podemos esperar correcciones a la política económica aplicada en los últimos años que exacerbó la dependencia de la actividad en su conjunto hacia el gasto público y aumentó, por tanto, la vulnerabilidad de la economía hacia shocks que afecten los ingresos fiscales. Habría sido bueno conocer la explicación de Martínez a por qué dentro de la región, según proyectan distintos organismos internacionales, sólo los países que aplicaron un modelo económico similar el ecuatoriano (Argentina, Brasil y Venezuela) se contraerán en 2016, mientras que los demás, que también han enfrentado un deterioro del contexto externo, registrarán crecimientos que en varios casos superarán el 3%.

Entre las medidas que se han tomado a nivel interno para enfrentar la situación económica, el gerente del BCE menciona a las “políticas contracíclicas con operaciones de corto plazo de liquidez entre el Banco Central y el Ministerio de Finanzas. Sin ellas, la acumulación de atrasos hubiera sido mayor y la actividad económica hubiera decrecido más”. Al respecto, caben varios comentarios. En primer lugar, ¿cómo se puede decir que el Gobierno ha aplicado políticas contracíclicas (que suponen generar ahorros LÍQUIDOS durante las épocas de bonanza para utilizarlos en períodos de escasez) cuando entre 2007 y 2014 (años con altos precios del petróleo) el gasto público creció mucho más que los ingresos y, como consecuencia, la deuda pública oficial (que omite varias operaciones) aumentó en más de $16.000 millones? Al parecer, Martínez entiende por “política contracíclica” a que la institución que él dirige utilice recursos de terceros (porque desde que empezaron esas operaciones en octubre de 2014, los depósitos del Gobierno Central han representado, en promedio, apenas el 14% de los pasivos exigibles del BCE) para auxiliar a un Gobierno que, de otra manera, hubiera seguido acumulando atrasos con sus proveedores. Y respecto al carácter de “corto plazo” de los créditos del BCE al Gobierno, los datos oficiales muestran que el saldo de esas operaciones no ha dejado de crecer (hasta alcanzar los $3.601 millones actuales), por lo que o los créditos son de un plazo no tan corto, o se los renueva permanentemente porque el Gobierno no está en capacidad de honrarlos. En ese sentido, sería deseable que Martínez señale con claridad cuándo va a empezar el BCE a recuperar esos recursos.

Respecto a la intención del Gobierno de vender algunos activos para hacerse de liquidez, Martínez señala: “Un modelo privatizador implica privatizar cosas como la salud, la educación, algo que en nuestro modelo jamás sería concebible. Ahora, si se tiene cierta infraestructura de sectores estratégicos, que están en condiciones de entregar para operación privada, es una cosa distinta”. Las privatizaciones en Ecuador y en América Latina en general se han enfocado siempre en esos “sectores estratégicos” que señala el gerente del BCE. Ni los gobiernos más “neoliberales” (según la jerga oficial) han privatizado la educación o la salud, por lo que la diferencia entre este proceso privatizador y procesos anteriores no queda clara. Martínez también señala que la estrategia del Gobierno consistía en “una etapa inicial de una agresiva inversión pública para luego dar paso a una etapa de mayor incidencia de la inversión privada en la acumulación de capital”. Si el Gobierno ahora está dispuesto a vender (seguramente con un precio castigado) algunos de los activos generados en esa etapa inicial y que en buena parte fueron financiados con una onerosa deuda externa, ¿no habría sido mejor dejar que el sector privado asuma los riesgos de la inversión desde un inicio?

Ante la pregunta de por qué no se ha autorizado la publicación del informe del FMI sobre la situación de la economía ecuatoriana, Martínez –de quien también se esperaría una explicación sobre las inconsistencias en las últimas proyecciones del BCE, como que en 2016 el Ecuador va a importar, en volumen, menos que en 2007 pese a que entre esos dos años el tamaño de la economía ecuatoriana prácticamente se duplicó, o que los “otros elementos del PIB” (concepto que se refiere básicamente a los impuestos al consumo) van a registrar este año un crecimiento récord, pese a que las estadísticas de recaudación y las propias proyecciones del BCE sobre consumo, inversión e importaciones auguran lo contrario– señala que eso se debe a las “serias discrepancias” que mantiene el Gobierno con el organismo multilateral y pone como ejemplo que “el FMI ha sugerido que el Ecuador debería pensar en una política de ajuste salarial, inclusive privada”. Tal vez el verdadero motivo por el que no se autoriza la publicación del informe es porque el FMI, como se lee en un documento difundido también hoy[2], contrario a la visión optimista de Martínez sobre una supuesta recuperación de la economía ecuatoriana, proyecta que la contracción (que el organismo ahora estima en -2,3% para 2016) se profundizará en 2017 (-2,7%) y continuará hasta 2020. Es decir, el FMI al parecer coincide con lo que muchos analistas locales hemos venido advirtiendo: que el Gobierno, a través de un agresivo proceso de endeudamiento externo e interno (en el que Martínez, en su calidad de gerente del BCE, ha tenido una participación determinante), está pateando las correcciones que demanda la economía ecuatoriana hacia adelante.

[1] Ver: http://www.elcomercio.com/actualidad/fmi-ecuador-ajustesalarial-economia.html

 

[2] Ver: http://www.imf.org/external/pubs/ft/scr/2016/cr16288.pdf

 

Formulario de Comentarios

Publicidad

Publicidad

Categorías