Ecuador, viernes 19 de enero de 2018

Martinelli niega vínculo de su hijo con italianos acusados de corrupción

El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, rechazó este jueves que uno de sus hijos esté vinculado con dos empresarios italianos investigados en Italia por corrupción, para la supuesta obtención de un helicóptero destinado al gobernante, y los acusó de un intento de “chantaje” al Gobierno panameño.


Publicidad

En una entrevista con el Canal 13 de la televisión panameña, el mandatario rechazó el contenido de unas grabaciones divulgadas por el diario local “La Prensa”, que vinculan a su hijo, Ricardo Alberto Martinelli Linares, con tratos con los italianos Valter Lavitola y Mauro Velocci para la supuesta obtención de un helicóptero para uso del presidente.

La edición impresa de “La Prensa” publicó ayer un resumen de esa grabación en la que Lavitola y Velocci supuestamente conversan con Martinelli Linares.

En esa conversación se habla de la entrega de un helicóptero de lujo para el presidente panameño supuestamente a cambio de aprobar contratos entre empresas italianas con el Estado panameño, que son investigados por la fiscalía de Nápoles.

El mandatario panameño calificó como un “bochinche” toda esta trama, como una “forma de extorsión” porque no se autorizó la construcción de cárceles al empresario Velocci en Panamá.

Velocci estaba dolido porque no pudo hacer negocio en Panamá“, aseguró el presidente Martinelli.

En un comunicado emitido ayer, el hijo del mandatario señaló que “nunca” solicitó, recibió ni aceptó en beneficio suyo ni de un tercero “ningún bien, dinero o helicóptero de los señores Mauro Velocci, Valter Lavitola, la Svenmark (empresa que iba a construir las cárceles modulares en Panamá), o de ninguno de sus empleados o agentes”.

El gobernante panameño, quien calificó a Velocci como un “cocainero” (que consume cocaína), dijo que todas estas supuestas vinculaciones de su hijo con los dos empresarios italianos pretenden “perjudicar al Gobierno” para afectar la candidatura presidencial del oficialista José Domingo Arias, “que va arriba en todas las encuestas” de cara a los comicios de 2014.

Italia investiga desde el año pasado a Lavitola y Velocci, quienes están en ese país, por corrupción internacional, en un caso que se refiere al supuesto pago de sobornos para obtener contratos con el Estado panameño, uno de ellos no concretado y que era para construir cárceles modulares por Svenmark.

No he negociado en ningún momento ni en ninguna calidad en nombre del Estado panameño, ya que no soy funcionario público, pero además, como particular, no tengo ni tenía facultades legales (para) realizar dichas funciones“, remarcó Martinelli Linares.

Estamos confiados en que esta manipulación mediática llegará a su fin y el tiempo confirmará lo aquí expresado y nos dará la razón“, afirmó el hijo del mandatario.

El presidente Martinelli reafirmó en la entrevista de este jueves que ni su hijo ni su Gobierno tienen nada que ver con las investigaciones que se llevan a cabo en Italia contra Lavitola y Velocci, y aseguró tener “la conciencia limpia”.

“Lo que quiero es que el diario La Prensa” se retracte de todo lo dicho sobre esta trama, añadió

“Ya no voy a hablar más sobre estos ‘bochinches’ voy a trabajar inaugurando obras, entregando becas…”, señaló el gobernante.

El diario La Prensa denunció el miércoles un “bloqueo” de su edición digital a partir de las noticias publicadas sobre la presunta participación del hijo de Martinelli en “actos irregulares”.

El director asociado del rotativo, Rolando Rodríguez, en declaraciones a Efe, atribuyó el “bloqueo” a la publicación de una serie elaborada por la unidad de investigación, que él dirige, sobre la investigación de la trama de corrupción en Italia, en la que se menciona a funcionarios panameños y a Martinelli Linares.

La fiscalía panameña señaló el miércoles en un comunicado que en este país no hay abierto proceso alguno sobre el caso, porque la investigación que se inició el año pasado fue declarada el pasado 3 de junio en “sobreseimiento definitivo” por un juzgado.

Rodríguez reiteró que el ataque contra la plataforma de La Prensa es “una ofensa grave”, aunque admitió no tener “elementos, salvo los circunstanciales”, para acusar a nadie.

El presidente Martinelli dijo en su cuenta de Twitter que La Prensa “inventó el bloqueo”. EFE