Milicias kurdas reanudan ofensiva contra el Estado Islámico en Siria

Milicias kurdas en Siria.

El Cairo (EFE).- Las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), alianza de milicias mayoritariamente kurdas apoyada por EE.UU., anunciaron hoy que reanudan la ofensiva contra los yihadistas del Estado Islámico (EI), suspendida hace menos de dos semanas por ataques del grupo y del Ejército turco contra estas fuerzas.

En un comunicado publicado en su página web, las FSD aseguraron que “es necesario continuar las operaciones y lograr la derrota definitiva del EI”, en las últimas zonas que controla en el este de Siria.

Según la nota, esta decisión fue tomada después de “comunicaciones entre la comandancia de las FSD y los comandantes de la coalición internacional” liderada por EE.UU., que apoya a las milicias.

Asimismo, señalaron que la reanudación es posible tras “esfuerzos diplomáticos intensos para desactivar la crisis en la frontera (con Turquía) y las llamadas positivas de los aliados para rebajar la tensión y centrar los esfuerzos en derrotar al EI”.

“Las FSD continúan con su compromiso de llevar a cabo la operación Tormenta de Al Yazira”, que dio comienzo hace más de un año, con el fin de expulsar al EI del valle del río Éufrates, destacó el comunicado.

Las milicias aclararon que el pasado 31 de octubre sólo habían suspendido las operaciones ofensivas, pero los bombardeos contra los centros de mando del EI continuaron, y en ellos fueron eliminados “varios grupos de terroristas”.

Además, detalló que uno de sus unidades llevó a cabo una operación especial con el apoyo de helicópteros de la coalición internacional y en ella fue arrestado un alto mando del EI en Al Raqa, en el noreste de Siria.

Por ello, las FSD consideraron necesario seguir adelante con su ofensiva para “garantizar la estabilización y prevenir que vuelvan a emerger las organizaciones terroristas” en las zonas controladas por la alianza y la administración civil kurda.

Las milicias suspendieron temporalmente su ofensiva por “la coordinación entre los ataques del Ejército turco en el norte y los ataques del EI en el sur” de sus territorios.

Por su parte, la coalición internacional había asegurado que estableció comunicaciones tanto con Turquía como con las FSD para “rebajar la situación” de tensión entre ambas partes, ya que “la derrota del EI es el objetivo” común.

Ankara, aliada de EE.UU. en el marco de la OTAN, no tolera la presencia de las milicias kurdosirias en su frontera, porque las considera terroristas por sus vínculos con el proscrito Partido de Trabajadores del Kurdistán (PKK), la guerrilla kurda que opera en Turquía. EFE (I)

fc/jmc

Paypal