Correa critica la orden judicial de citarle en Ecuador por caso de secuestro

El expresidente de Ecuador, Rafael Correa, habla durante una entrevista con Efe el viernes 20 de abril de 2018, en La Habana (Cuba). EFE/Alejandro Ernesto

El expresidente de Ecuador Rafael Correa criticó hoy la decisión de la juez de la Corte Nacional de Justicia del país que le obliga a presentarse ante el tribunal en Ecuador, en lugar de en Bélgica donde reside, como medida cautelar en el proceso por el que le vincula a un supuesto secuestro.

Correa insistió además en que la Fiscalía de Ecuador le vincula sin elementos válidos al caso por el secuestro y denunció ser víctima el exlegislador Fernando Balda.

“Fiscal me vincula en caso Balda sin ningún elemento valedero, pide que me presente periódicamente en sede diplomática aquí en Europa, donde todo el mundo sabe que resido, y jueza CAMBIA medida cautelar para que me presente cada quince días…¡en Ecuador! ¿Qué es esto?”, escribió Correa en un mensaje en la red social Twitter.

La Corte Nacional de Justicia (CNJ, Supremo) de Ecuador vinculó ayer al exmandatario a un proceso por el supuesto secuestro y le ordenó presentarse ante el tribunal cada 15 días, desde el próximo 2 de julio.

La jueza de Garantía Penales de la CNJ, Daniella Camacho, con base en los argumentos de la Fiscalía, declaró la validez procesal del caso y vinculó a Correa, que reside de forma permanente en Bélgica, de donde es oriunda su esposa.

El exmandatario, que gobernó Ecuador entre 2007 y 2017, es acusado de “asociación ilícita” y “secuestro” de quien era entonces uno de sus más enconados opositores políticos.

Pese a que la Fiscalía de Ecuador había solicitado como medias cautelares que Correa se presentara periódicamente ante la Embajada en Bélgica, la jueza Camacho decidió, por decisión propia, que dicha acción se realice ante la secretaría de la CNJ en Quito cada quince días, una decisión que sorprendió a la sala.

Balda, líder del partido Sociedad Patriótica, denunció en 2012 que el secuestro se produjo en Colombia la noche del 13 de agosto de ese año, cuando fue abordado por cinco personas, cuatro hombres y una mujer, que lo introdujeron con violencia en un vehículo. EFE

Paypal