Piden nulidad de fallo que abrió puerta a matrimonio igualitario en Ecuador

Captura de las cámaras de video vigilancia. Foto tomada de @AMTQuito

Una marcha que congregó a algo más de mil personas en Quito pidió este martes la nulidad del fallo de la Corte Constitucional que este mes abrió la puerta al matrimonio igualitario en Ecuador.

Los manifestantes contra el matrimonio igualitario, congregados por el Consejo de Pueblos y Organizaciones Indígenas Evangélicos del Ecuador (Feine), iniciaron la marcha en el parque El Arbolito con banderas del Ecuador y pancartas con las que defendían su concepto de familia.

«Defiende a la familia. Matrimonio entre hombre y mujer«, rezaba una de las pancartas, mientras en otra exigían la nulidad del fallo de la Corte y la destitución de los cinco jueces que, con su voto a favor, abrieron la posibilidad al matrimonio homosexual pues consideran que se perpetró «una violación a la Constitución y al estado de derecho de Ecuador».

Asimismo, pidieron respeto a la Carta Magna que, en el artículo 67, menciona que el matrimonio está constituido por hombre y mujer.

La marcha hizo una escala en las afueras de la Asamblea Nacional (Parlamento) donde varios asambleístas contrarios al matrimonio igualitario escucharon la demandas de los manifestantes.

El presidente encargado de la Asamblea, César Solórzano, señaló que la institución «está abierta para el pueblo», por lo que los recibió «con cariño».

Tras recibir el manifiesto de los integrantes de la Feine, Solórzano se comprometió a llevarlo al seno del Legislativo para analizarlo y debatirlo.

Alexandra Morales, representante de Feine, defendió su presencia en la marcha por su necesidad de precautelar los «derechos como cristianos», mientras que Blanca Guamán, de la misma agrupación, opinó que el fallo de la Corte «es mercantilista».

En su opinión, se trata de «una estrategia para beneficiar a las farmacéuticas que venden hormonas y anticonceptivos para privarnos del derecho a criar a nuestros hijos».

Luego de manifestarse en las afueras del Parlamento, los integrantes de la Feine se dirigieron al palacio de Carondelet, sede del Ejecutivo, para expresar su rechazo al fallo de la Corte, que convirtió en Ecuador en el número 28 en reconocer el matrimonio civil igualitario.

Durante la marcha, David Gualinga, presidente de región amazónica de la Feine, se mostró preocupado porque «los gobernantes de nuestro país están firmando leyes raras como el matrimonio entre dos hombres y dos mujeres».

«Dios, que creo el cielo y la tierra no estaba de acuerdo con un pueblo llamado Sodoma y Gomorra, donde ocurría esto. Dios dijo que no estaba de acuerdo y redujo las ciudades a polvo. No queremos que nos pase eso. No quisiéramos que por eso (matrimonio igualitario) recibamos el mismo castigo», comentó a Efe.

Por su parte, Eustaquio Tuala, presidente de la Feine, aseguró que reclaman a los jueces «que violaron la Carta Magna y más aún, la norma suprema de Dios».

La Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie), aclaró que no participa en la marcha «en contra del matrimonio igualitario, convocada por grupos conservadores».

«Nuestra agenda de lucha es por el agua, territorios, ddhh, entre otros», subrayó en su perfil de la red social Twitter.

Grupos LGBTI aseguran que el fallo del 12 de junio de la Corte no implica una reforma a la Constitución y consideran que la Corte dispuso que se lea el artículo 67 de manera «integral y sistémica a la luz de toda la norma constitucional». EFE

Paypal