Opinión

U.S.A. Confidential

Por María Fernanda Egas

No hay verdades a medias. Al menos, en política y en el amor, no se deben dar los votos sin estar antes bien informado. Y pretender que no pasa nada, tiene un alto precio. Recientemente se ha confirmado una tendencia creciente sobre las mujeres de América Latina y Caribe, definidas como “amas de casa”, convertidas en el nuevo grupo de mayor índice de contagio de VIH-SIDA. Su Príncipe Azul es en realidad un virus maldito que ya ha empezado a destruir su vida y la de su familia, sin marcha atrás.

[…]

Opinión

¿Derecho a contradecirse?

Por Eduardo Carmigniani

La ley antimonopolios concentra en la nueva superintendencia de control del poder del mercado las atribuciones de regulación y control de la conducta de los operadores económicos, independientemente del sector en el que ejerzan sus actividades. Se eliminó, en esa forma, el control difuso anterior, que permitía, por ejemplo, que el superintendente de Bancos vigile los programas publicitarios de las instituciones financieras para evitar la competencia desleal (Art. 180, Ley de Instituciones Financieras). También la facultad que tenía el superintendente de Telecomunicaciones para «Controlar que el mercado de las telecomunicaciones se desarrolle en un marco de libre competencia…» (Ley de Telecomunicaciones, Art. 35, g).

[…]

Opinión

Un buen lugar para morir: la alcantarilla

Por Alberto Molina

La historia de Libia ha sido trágica, Muammar Gadafi, un déspota que gobernó de facto durante 42 años dejó un legado tenebroso en ese país, conocido por la comunidad internacional por su excentricidades y su apoyo al terrorismo; manejó Libia como si fuese de su propiedad, sus hijos, formaron parte de los abusos del poder, Gadafi amasó una colosal fortuna a costa de la inmensa producción petrolera, mientras el pueblo se sumía en la más absoluta pobreza. Se sabía que al menos dos de sus hijos se preparaban para sucederle. Según el diario español El País, Gadafi cumplió hasta el último precepto del manual del buen tirano (42 años en el poder, conversión de Libia en una finca familiar, pretensiones dinásticas, culto a la personalidad, represión minuciosa de la disidencia), y le dio un toque exquisitamente cínico al oficio de dictador.

[…]

Opinión

Las lecciones de Cristina

Por Carlos Jijón

¿Alguien tiene idea de para qué se organizan primarias en un país si a continuación los mismos candidatos se presentan otra vez, todos, a las elecciones? Acaba de ocurrir en Argentina, donde el domingo pasado, la presidenta de la nación, Cristina Fernández viuda de Kirchner, con ocho años en el poder (si contamos también los cuatro que ejerció de primera dama mientras gobernaba su marido) fue reelegida en un acto casi plebiscitario: el 57% del electorado la confirmó como inquilina en la Casa Rosada, con una diferencia apabullante sobre su más cercano contendor, el socialista Hermes Binner, que no alcanzó más que un modesto 13% de los votos.

[…]

No Picture
Opinión

Juguete costoso

Por Bernardo Tobar Carrión

Plagar el escenario con normas es la mejor forma de hacer que se pierda el respeto por la Ley. Multiplicar innecesariamente el ordenamiento legal solo lo hace incomprensible. A la promiscuidad legislativa, tara crónica de nuestra cultura política, se añaden cambios constantes de normas apenas salidas del horno, delatando la coyuntura y la superficialidad en su tratamiento, con siete reformas tributarias en apenas cuatro años como botón de muestra. Y para guinda del pastel, están las imprecisiones y los vacíos, que convierten en la práctica al reglamento del Ejecutivo en el instrumento que acaba de dar contenido a la ley.

[…]

Opinión

Nadie dice nada…

Por Antonio Rodríguez Vicens

Es frecuente escuchar en las conversaciones cotidianas de los ecuatorianos -en las reuniones sociales, en las tertulias familiares, en las oficinas, en los centros deportivos y de recreación o en los encuentros ocasionales en la calle-, después de lamentar los últimos acontecimientos, condenar los atropellos gubernamentales y dolerse por la actual situación del país, una frase que, por generalizada y superficial, es falsa e injusta: ‘nadie dice nada…’ La he oído muchas veces. Ese ‘no decir nada’ significa evidentemente una crítica, un reclamo y la velada exigencia de que alguien -nunca se precisa quién- ‘diga algo’, recoja las inquietudes de los ciudadanos y las exprese sin tapujos, con claridad y libertad.

[…]

No Picture
Opinión

Gigante Documental

Por Carlos Andrés Vera

Las grandes películas son las que empiezan cuando terminan. Cuando llegas a casa y no la olvidas o te quedas discutiendo horas con tus amigos, es porque has visto una gran película. Las buenas historias mueven fibras internas e inevitablemente te invitan a evolucionar, porque de alguna manera te has confrontado con la verdad, has vivido una experiencia real a través de otros personajes y, por lo tanto, crecido como ser humano. Por eso soy adicto a las películas y amo ver y hacer cine. Y por eso pienso que “Mi Corazón en Yambo” es la mejor película ecuatoriana que se ha filmado hasta ahora. No sólo por su trascendencia, sino porque su guión, estructura y forma están diseñados para golpear, conmover y, finalmente, crecer.

[…]

No Picture
Opinión

No más corazones en Yambo

Por Héctor Yépez Martínez
@hyepezm

Todos conocemos la historia cruel, indignante, de los hermanos Restrepo. Tras detenerlos en un operativo en Tumbaco, los agentes policiales torturaron a uno hasta matarlo y al otro lo asesinaron para no dejar testigos. Se llamaban Carlos Santiago y Pedro Andrés. Tenían 17 y 14 años. Sus cuerpos, según se cree, fueron abandonados en la laguna de Yambo. Era el año 1988: una época donde la policía tenía carta blanca del Presidente Febres Cordero para combatir, sin importar el precio, el incipiente terrorismo de Alfaro Vive Carajo. La filosofía era que el Estado podía matar con tal de evitar que nos maten los revolucionarios. Como si las balas matasen menos cuando se compran con impuestos.

[…]

Opinión

Mal comienzo para el nuevo régimen en Libia

Por Camila Moreno

Alrededor del mundo, fueron muchos quienes se regocijaron con la muerte de Gadafi, y celebraron la muestra simbólica del definitivo fin de su régimen; para otros, su muerte a estas alturas del conflicto no fue, de ninguna manera, el mejor desenlance que se podía dar a esta historia. No sólo por la insaciada sed de justicia de quienes perdieron familiares y amigos mientras duró la lucha y que ahora lo ven morir sin ser juzgado ni pagando por los crímenes que cometió en vida, sino también por ese Derecho Internacional Humanitario (de los conflictos armados) que se ve golpeado una vez más al mostrarse inefectivo para sancionar a quienes lo incumplen.

[…]

Opinión

Los rostros anónimos

Por Joaquín Hernández Alvarado

El viejo Hegel decía -mutatis mutandis – que la historia universal no era el reino de la felicidad para los individuos. Aludía con ello al carácter de víctima expiatoria al que obligatoriamente están condenadas la mayoría de las personas mientras ocurren las grandes convulsiones históricas. Ocurre entonces una especie de ceremonia sacrificial: muchedumbre de inocentes son sacrificados masivamente en nombre de principios que niegan su condición humana y que les quitan lo más preciado: su vida, su sola vida. Solo se escapan momentáneamente los héroes. Ellos -Hegel pensaba probablemente en Napoleón I- que dirigen aparentemente estos procesos que no son sino grandes hecatombes de sangre, terminan, una vez concluido su papel por hartazgo de sus contemporáneos o por agotamiento, en el oscuro vacío de la historia. […]