Premian a la mejor guagua de pan y colada morada en Ecuador

Guaguas tradicionales de pan

La Alcaldía de Quito y la Universidad de las Américas (UDLA) han elegido hoy al mejor pan de finados y colada morada de Quito, poniendo en valor las nuevas tendencias en la elaboración de esta tradicional receta del Día de Difuntos en Ecuador.

Una veintena de establecimientos de todo el área metropolitana de Quito fueron condecorados en la séptima edición de este concurso en el que participaron un total de 60 panaderías y pastelerías de la capital ecuatoriana.

Según la gerente general de Quito Turismo, Verónica Sevilla, la inclusión este año, por vez primera, del pan de finados en el certamen ha generado «una creatividad y unas propuestas impresionantes» para poner en valor la gastronomía nacional.

«Tenemos las nuevas tendencias, con no gluten, el veganismo, lo que innova de manera importante en lo tradicional porque entramos en un público mayor», ha destacado a Efe Sevilla.

También ha explicado que estas nuevas tendencias se deben a que el turista extranjero «es cada vez más exigente», por lo que adaptarse a ellos «genera competitividad en el turismo».

Por su parte, el juez del concurso y decano de la Escuela de Gastronomía de la UDLA, Felipe Romero, ha afirmado a Efe que en cada edición «se levanta el nivel de los participantes».

Previamente, la propia UDLA quiso premiar la labor de los productores «sin los cuales no existiría la colada morada», mostrando interés por la «sostenibilidad», algo que también exigen los extranjeros que visitan el país.

El chef también ha comentado que este concurso supone «un escaparate» para lograr «llamar la atención» hacia los pequeños establecimientos para que logren «un despunte» y fomenten esa sostenibilidad.

Uno de los ganadores de esta séptima edición fue el hotel Wyndham del aeropuerto Mariscal Sucre, que, según su chef ejecutivo, Gabriela Cadena, busca que cualquier turista «pueda consumir las tradiciones ecuatorianas» independientemente de su filosofía de vida o su estado de salud.

El pan de finados, o «guaguas de pan», son moldes con figura humana decoradas con vivos colores, cuyo origen se remonta a la costumbre colonial de desenterrar los cadáveres de seres queridos para celebrar con ellos.

Las «guaguas», voz en quechua que significa niños, representan al muerto amortajado. EFE