Ecuador. Viernes 9 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Vergilio Ferreira, un literato existencialista con ruta turística propia

Vergilio Ferreira, literato existencialista.

Guarda (Portugal), (EFE).- Vergilio Ferreira, uno de los literatos contemporáneos lusos más sobresalientes exponente del existencialismo, tendrá una ruta turística en su memoria, que será inaugurada el 10 de agosto en Melo, su localidad natal.

Publicidad

De Ferreira, autor de “Nítido nulo” o “Alegría breve” -traducidas al español-, se cumple este año el centenario de su nacimiento y los 20 años de su muerte, y su localidad natal le homenajea con una ruta que evoca los rincones que menciona en muchas de sus obras.

No tan conocido como José Saramago o José Cardoso Pires, que pertenecen a una generación próxima, el escritor nacido en Melo, aldea situada en la imponente Serra da Estrela, es uno de los mejores exponentes de la literatura lusa de mediados del siglo XX, influenciada por el existencialismo de Jean-Paul Sartre.

En 1992 ganó el premio de Literatura Camoes, el más elevado que se concede en las letras en portugués.

Melo, aldea natal de Ferreira, pertenece a la ciudad serrana de Gouveia, cuyo alcalde, Luis Tadeu, organiza los actos de conmemoración.

Según adelantó a EFE, el presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, encabezará los mismos.

El jefe de Estado luso será el encargado de entregar el Premio Literario Vergilio Ferreira, instituido por la Cámara de Gouveia y que este año ha ganado la escritora Iolanda Martins, por la obra “Dor de ser, dor sem fim”.

El presidente de la República depositará además un ramo de flores en memoria del autor, que fue en varias ocasiones conferenciante en la Universidad de Salamanca en los años 70.

Los actos del 10 de agosto concluirán en el pueblo de Melo, donde será inaugurado, en presencia de Rebelo de Sousa, “La Ruta Vergiliana”, con la que se pretende dar un mayor énfasis a todos los rincones del Parque Natural Sierra de Estrela que fueron mencionados en sus novelas, romances o ensayos.

Se trata de “una ruta que recorrerá los principales enclaves de Melo que son nombrados a lo largo de las diferentes obras literarias de Ferreira”, explica el alcalde de Gouveia, una comarca situada en la Región Centro de Portugal, entre Guarda y Viseu.

El centenario del nacimiento del autor también se ha celebrado en Gouveia con una exposición titulada “Los caminos de la escritura y el arte de la fascinación”.

Vergilio Ferreira cursó sus estudios primarios en la escuela de Melo, después continuó su formación académica en el Seminario Menor de Fundao y en el Instituto de Guarda para, posteriormente, cursar Filosofía Clásica en la Universidad de Coimbra.

Fue profesor de Faro y Bragança y se vinculó con la Universidad de Salamanca en la década de 1970, donde pronunció varias conferencias en 1972 y 1973.

En su haber tiene numerosos reconocimientos, como el Premio Fémina que recibió en Francia en 1990 por su obra “Sumergida Mañana” o el Premio Europalia, que recogió en Bruselas en 1991.

Fue, además, Premio Camoes e ingresó en la Academia de las Ciencias de Lisboa en 1992 y un año después la Universidad de Coimbra, la más antigua de Portugal, lo nombró Doctor Honoris Causa por la Facultad de Letras.

En memoria de este literato luso, la Universidad de Évora tiene instaurados desde hace dos décadas unos premios literarios que llevan su nombre y que son uno de los galardones más prestigiosos del mundo de las letras de Portugal.

Vergilio Ferreira falleció el 1 de marzo de 1996 en Lisboa y al día siguiente fue enterrado en su pueblo natal de Melo, como era su deseo. EFE (I)

Publicidad