Ecuador. Viernes 2 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Sigourney Weaver recibe premio Donostia a la trayectoria

La actriz estadounidense Sigourney Weaver saluda durante una sesión de fotos en el Festival de Cine de San Sebastián, donde recibirá el Premio Donostia por sus contribuciones al cine, el miércoles 21 de septiembre del 2016 en San Sebastián, España. (AP Foto/Alvaro Barrientos)

SAN SEBASTIAN, España (AP) — Con su tradicional y discreta elegancia, la actriz estadounidense Sigourney Weaver volvió a cautivar al Festival de Cine de San Sebastián, que le entrega el miércoles el Premio Donostia a la trayectoria. Su más reciente eslabón lo constituye “A Monster Calls”, un film dirigido por el español Juan Antonio Bayona y recibido con entusiasmo, aunque contenido, por los críticos.

Publicidad

“Este premio significa muchísimo para mí, es un gran reconocimiento que viene de un festival prestigioso, es un impulso a mí carrera”, dijo Weaver, quien recordó que ésta es la tercera vez que está presente en el evento. La primera fue en 1979, con “Alien”. “Entonces vine con mis padres en la promoción de aquella pequeña película de ciencia-ficción y fue realmente emocionante”, agregó.

En “A Monster Calls” Weaver interpreta a la estricta pero compasiva abuela de Conor O’Malley, un niño de 12 años al que las visitas nocturnas de un monstruo al que pone voz Liam Neeson ayudan a comprender mejor el difícil mundo en el que le ha tocado vivir y a sobrellevar las complicadas circunstancias en las que habita su familia.

“Juan Antonio es un director muy español, muy apasionado. Es un volcán de ideas, alguien muy honesto. Ha sido el capitán de este barco”, dijo la actriz, que alabó asimismo al cine español.

Weaver rodó en España “1492: Conquest of Paradise” (1992) y “Vantage Point” (2008). “Y me encanta hacerlo”, dijo, “porque este es un país que ama su cine y donde hay una gran sensibilidad artística que hace que formar parte de un rodaje sea algo especial”.

Sigourney Weaver y el director español Juan Antonio Bayona posan con motivo de la presentación de su filme "A Monster Calls" en el Festival de Cine de San Sebastián, el miércoles 21 de septiembre del 2016 en San Sebastián, España. Weaver será además agasajada con el Premio Donostia por sus contribuciones al séptimo arte. (AP Foto/Alvaro Barrientos)

Sigourney Weaver y el director español Juan Antonio Bayona posan con motivo de la presentación de su filme “A Monster Calls” en el Festival de Cine de San Sebastián, el miércoles 21 de septiembre del 2016 en San Sebastián, España. Weaver será además agasajada con el Premio Donostia por sus contribuciones al séptimo arte. (AP Foto/Alvaro Barrientos)

A la hora de echar la vista atrás, Weaver se confesó una “afortunada” por haber trabajado con directores como Ridley Scott (“Alien) y Peter Weir (“The Year of Living Dangerously”), realizadores de los que, aseguró, aprendió mucho, en especial del último: “Yo venía del mundo del teatro y Peter me enseñó a dejarme llevar por la histeria del cine”.

La actriz busca ahora un hueco en su agenda para rodar la nueva entrega de la serie de “Alien”, en esta ocasión bajo la dirección del sudafricano Neill Blomkamp y con la producción del propio Scott.

“Queríamos haber empezado este año, pero Neill tiene otros proyectos y yo tengo los míos. Ademas, Ridley no quería que todas las películas saliesen al mismo tiempo”, indicó Weaver en relación al estreno, en agosto de 2017, de “Alien: Covenant”, la secuela de “Prometheus” que dirige el autor de “Blade Runner”.

Ganadora de dos Globos de Oro, a mejor actriz por “Gorillas in the Mist” y a mejor actriz de reparto por “Working Girls” — dos personajes bien diferenciados pero unidos por su capacidad para tomar las riendas de su destino —, Weaver no dejó pasar la ocasión, tras una pregunta sobre el creciente poder de las mujeres en los ámbitos de decisión políticos y económicos del mundo, para expresar su convencimiento de que Hillary Clinton será la próxima presidenta de Estados Unidos.

“Las mujeres somos el pegamento que mantiene unido nuestro mundo. Vamos a tener a una mujer como presidenta de Estados Unidos y lo cierto es que ya va siendo hora”, indicó la actriz.

A punto de cumplir 67 años, Weaver no siente que reciba menos papeles o propuestas menos interesantes por su edad, como han criticado algunas actrices de su generación.

“Los hombres obtienen más papeles, pero no creo que mejores”, dijo. “El panorama ha cambiado, las mujeres cada vez tenemos un perfil más alto en la sociedad y poco a poco esto también se está viendo reflejado en el cine. El mundo ha cambiado y es un momento excelente para nosotras”.

A una pregunta sobre la crisis de refugiados que padece el mundo y las respuestas que están ofreciendo los distintos países, Weaver lamentó que Estados Unidos no haya permitido la entrada de más refugiados sirios, una decisión gubernamental que dijo no entender, y calificó de “conmovedora” la respuesta de Europa, donde los países “se han ayudado los unos a los otros” para atender la llegada masiva de miles de ellos.

“Eso es lo que tenemos que hacer, ayudarnos más los unos a los otros. Como madre, no puedo entender un dolor mayor que el de una mujer con su hijo, obligados a abandonar su país por la guerra. No tengo respuestas para solucionar la crisis, pero espero que nuestra política (la de Estados Unidos) hacia los refugiados sea algo más compasiva bajo el mandato de la presidenta Clinton”.

Weaver también visitó el Festival de Cine de San Sebastián en 1999, con motivo de la película “A Map of the World”. Es la vigésima actriz que recibe el Premio Donostia, el galardón del evento que reconoce toda una carrera.

Publicidad