Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Fabio Cannavaro se retira

Foto de archivo.

“Cada deportista en el mundo tiene que tomar una decisión un día. Y hoy es el día para mí.”


Publicidad

Con estas palabras decía adiós al mundo del fútbol en activo el defensa italiano de 38 años Fabio Cannavaro. El napolitano, con más de 700 partidos sobre sus piernas, decidía el pasado sábado poner punto final a una carrera llena de altibajos en los que destacaron por encima de todo la Copa del Mundo que su selección, que el mismo capitaneo, se hizo con el cetro mundialista en 2006 en Alemania y el Balón de Oro que ese mismo año consiguió.

No solo la edad fue mermando las cualidades de ‘Il Bello’, las lesiones fueron una constante en su dilatada carrera. Una de rodilla ha sido la gota que colmó el vaso y la que le ha hecho colgar las botas en el Al Ahli de Dubai, donde pasó con más pena que gloria. No obstante, seguirá vinculado al club del Golfo Pérsico como asesor y consejero técnico aunque el mismo jugador todavía sea incapaz de saber exactamente en que consistirá su nueva labor.

Pilar fundamental en la consecución del Mundial de Alemania de 2006, cuatro años más tarde sería incapaz de aguantar el tirón y caería junto con la ‘azzurra’ en el más absoluto ridículo en Sudáfrica. El transcurso del tiempo no tuvo piedad con él y expondría todas sus miserias ante todo el globo.

Fue justamente esa falta de ritmo, colocación y velocidad en la cita africana de 2010, de la que nunca hizo gala allá por los noventa cuando se dio a conocer en aquel fantástico Parma- donde coincidió con Thuram, Crespo, Verón, Asprilla- que consiguió entre otros títulos nacionales la Copa de la UEFA en 1999. Trofeo que vendría con polémica 6 años despúes cuando vio a la luz un vídeo en el que esa mima noche de la final’Il Capitano’ se inyectaba neotón, una sustancia que no estaba prohibida. Sin embargo, la guasa con la que se tomaba el asunto, “esta es la prueba de que en verdad hacemos trampa”, conmocionó al mundo del fútbol. Una sombra del doping tan alargada que le perseguiría cuando en 2008 diese positivo por cortisona debido a un medicamento contra las picaduras de avispa. Un año después, el Tribunal Nacional Antidopaje del Comité Olímpico Italiano (CONI) decidió archivar el caso.

“Es un día triste porque el fútbol ha sido una parte muy importante de mi vida durante los últimos 20 años, pero no hay nada que yo pueda hacer”. Toda una vida dedicada a un deporte en el que comenzó a despuntar en el conjunto de su ciudad natal, el Nápoles. Dos años le bastaron para dar el salto al novedoso proyecto del Parma y tras siete años ahí fue recalar en el Inter de Milán donde tras dos años de sin sabores profesionales se fue en 2004 al norte de Italia. La Juventus, precisamente el equipo contra quien debutó, fue su siguiente parada.

Sin embargo, la Juventus no le ofrecería la estabilidad que buscaba. Si los títulos, dos de liga precisamente, pero les fueron arrebatados por el descenso administrativo del equipo turinés por los escándalos del ‘Moggigate’, donde varios equipos de la Seria A, como Milan o Lazio, se vieron implicados en amaños masivos de resultados.

Este descenso a la segunda división del fútbol italiano propició la diáspora de las estrellas de la Juve a los diferentes clubes europeos. Jugadores como Ibrahimovic, Zambrotta y el mismo Cannavaro decidieron hacer las maletas. Il Muro dio con sus huesos en el Real Madrid donde volvió a demostrar que sus mejores tiempos ya habían pasado a pesar de llegar como flamante, pero discutido, Balón de Oro y como Campeón del Mundo. En 2010 vuelve a la Juventus y en 2011 decide coger rumbo hacia los Emiratos Árabes, donde la suculenta oferta del Al Ahli le hizo mantenerse en activo un año más.

Un año muy flojo a nivel deportivo, otro ejemplo más del retiro dorado que las estrellas del fútbol deciden hacer de sus aventuras en los países de los petrodolares. La lesión suena a excusa si atendemos a las palabras del presidente del Al Ahli Saeed Al Naboodah cuando decidió rescindir el contrato del italiano debido a “falta de compromiso”. 16 partidos y dos goles, fueron su atribución a un equipo que acabó último en la liga y descendiendo a la segunda división del país.

Sin embargo, el carisma del jugador ha debido de resultar crucial para un cambio en esta relación condenada a priori a no entenderse. El dirigente Al Naboodah ha decidio continuar con la relación debido al “curriculum impresionante” del jugador. Cannavaro se mantendrá vinculado con el club de Dubai como asesor y consejero técnico. “Estoy muy emocionado con la nueva oferta” se apresuró a manifestar el jugador. Y es que sabiendo como se las gastan por esos lares, el retiro de ‘Il Capitano’ puede resultar más dorado de lo esperado.

Fuente: El Mundo