Ecuador. viernes 22 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Gobierno niega plan para trasladar el puerto fuera de Guayaquil

La ministra de Transporte y Obras Públicas, María de los Ángeles Duarte, negó anoche, en una transmisión televisada, que exista un plan para que el puerto marítimo de Guayaquil salga del cantón, como denunció la noche anterior el alcalde Jaime Nebot en otra intervención televisada. Duarte reiteró que el puerto se mantendrá en el golfo, pero en una nueva ubicación donde no presente problemas por el calado de buques y la logística.


Publicidad

En la intervención de Duarte se intercaló una frase del Presidente Correa en que este explica que se hacen estudios para ubicar el nuevo puerto de Guayaquil entre Posorja y Chanduy, en la provincia de Santa Elena. Duarte insistió en que la ubicación de un nuevo puerto será siempre en Guayaquil.

La secretaria de Estado explicó que la reubicación del puerto es necesaria porque ahora “está al final de un largo canal de 93 km, que los lleva a aguas muy tranquilas, que son un estuario”. Y sostiene que, por el crecimiento de la productividad y del comercio exterior, los barcos que deben entrar por este canal “son tan grandes que mantener el calado a la profundidad que se requiere es inmanejable económicamente”.

Dijo que la inversión necesaria sería de unos “mil millones de dólares” y si creciera aún más el puerto, la ciudad también colapsaría. “Lo que se busca es moverlo a un sitio más adecuado dentro de Guayaquil”.

Según el alcalde de Guayaquil, la inversión necesaria para dragar el canal de acceso, a 12 metros de profundidad, sería alrededor de 150 millones de dólares durante los próximos 20 años.

Duarte negó que hubiere un incumplimiento de contrato con la concesionaria Contecon y afirmó que este indica que el dragado debe hacerse a 9,60 m de profundidad “y se ha firmado un nuevo contrato para hacer el mantenimiento durante cinco años más”. El que no cumple, precisó, “es el concesionario, que debería dragarlo hasta la profundidad de los buques enormes que llevan la mercadería a lo largo del mundo y no lo hace porque el costo económicamente es inmanejable”.

Aclaró que el Gobierno no ha recibido propuestas para financiar el proyecto del puerto de aguas profundas de Posorja. “En el año 2006 vino la empresa privada (…) firmó y solicitó la autorización para construir un puerto, tenía la obligación de tener construido hasta el 2013 el muelle de 400 m y el patio de contenedores para que pueda en realidad hablarse de que pueda llegar un buque y descargar 4.000 mil tons en cada uno de sus viajes. No hizo nada”.

Acerca de la nueva intención de invertir de DP World, Duarte dijo que la empresa no ha buscado al Ministerio de Transporte o a la Presidencia. “Bienvenida la empresa privada. Si la empresa DP World está interesada, converse conmigo. La inversión privada es necesaria para la construcción de grandes infraestructuras. Pero siempre manteniendo la soberanía del país”.