Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Juez cuestiona plan de bancarrota de American Airlines

NUEVA YORK (AP) — Los abogados de American Airlines presionaron ayer a un juez para que apruebe el plan de la compañía para fusionarse con US Airways y salir de la protección por bancarrota, pero el magistrado retrasó un fallo debido a la demanda del gobierno federal en contra de la fusión.


Publicidad

Se suponía que esta iba a ser la vuelta triunfal de American, el día en que un juez retiraría el último obstáculo para una fusión que convertiría a American en la mayor aerolínea del mundo.

En cambio, fue un espectáculo secundario.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos arruinó el martes los planes de American, al menos temporalmente, al presentar una demanda en contra de la fusión, que dijo haría daño a la competencia y aumentaría los precios para los consumidores, al dejar a cuatro aerolíneas en control de más del 80% del mercado de viajes aéreos en el país.

El jueves en la corte, los abogados de AMR Corp., la matriz de American, y sus acreedores no asegurados dijeron que la demanda del departamento de Justicia no debería evitar que el juez de bancarrota aprobara el plan de reorganización de AMR.

Pero el juez Sean Lane no estaba tan seguro. Dijo que tenía “dudas persistentes” para aprobar el plan de reestructuración e incluso consideró posponer la audiencia del jueves. En cambio, siguió adelante con la audiencia, pero retrasó una decisión sobre el plan de AMR hasta por lo menos el 29 de agosto.

American y US Airways esperaban cerrar su fusión a finales de septiembre pero los ejecutivos de ambas compañías dicen que es poco probable ahora. Se comprometieron a luchar contra el Departamento de Justicia en los tribunales, pero eso podría tomar meses. Si el gobierno gana, AMR podría verse obligada a desempolvar un plan para salir de la bancarrota como una empresa independiente, otro largo proceso.

La fusión debía coronar una época de consolidación que ha ayudado a que el sector aéreo limite las sillas, aumente los precios y vuelva a ser rentable. A pesar de que dejaría una aérealínea menos, American y US Airways argumentaron que la fusión aumentaría la competencia al crear un rival más fuerte frente a los líderes del sector, United Airlines y Delta Air Lines.