Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Ucrania le amarga el día a Wall Street

Nueva York, 28 ago (EFE).- La racha positiva que acumulaba en los últimos días Wall Street tropezó hoy por culpa de la crisis de Ucrania, a pesar de que las apuestas se veían favorables este jueves para el mercado bursátil de Nueva York.


Publicidad

Con los principales indicadores tocando niveles históricos, la jornada se presentaba hoy de continuidad, tras el respiro que vivió el mercado el miércoles después de las subidas que hubo desde el comienzo de la semana.

Pero la jornada quedó amargada por una crisis que se intensificó a miles de kilómetros, y que, a pesar de que lleva meses, ha seguido muy de cerca Wall Street, con diferente nivel de preocupación, algunas veces con alarma y otras con desinterés absoluto.

Ucrania denunció una invasión militar rusa en su territorio, que Moscú ha negado, lo que movió la diplomacia de la ONU en esta ciudad y agitó las mesas de operaciones bursátiles porque el conflicto puede ir más allá de la conflictividad actual.

No sirvió para calmar las aguas el hecho de que el Departamento de Comercio anunciara que la actividad económica de Estados Unidos creció un 4,2 % en el segundo trimestre respecto al mismo período del 2013, por encima del cálculo preliminar.

No sirvió, tampoco, que la cifra semanal de solicitudes de subsidio por desempleo, también anunciada hoy, se ubicara la semana pasada cerca del nivel más bajo en ocho años, según informes del Departamento del Trabajo.

Wall Street pareció olvidarse de todo ello y flaqueó por la crisis de Ucrania, que puede crear el clima para nuevas sanciones estadounidenses o europeas contra Rusia, un tema que siempre ha visto el mercado bursátil de Nueva York con especial sensibilidad.

Las subidas de los últimos días, con el índice selectivo S&P 500 por encima de los 2.000 puntos, aunque hoy terminó por debajo, hacen temer a algunos analistas que el mercado tiene que bajar en algún momento, aunque no hay apuestas firmes sobre cuándo será.

En medio de ese clima, cualquier excusa, ya sea local o geopolítica, puede servir como desencadenante de la ola de ventas que muchos anticipan y la “corrección” que creen que debe haber a corto plazo.

La jornada del viernes pondrá a prueba hasta cuánto puede resistir Wall Street si definitivamente se decide por esa “corrección”, o si se agrava la crisis de Ucrania en las próximas horas.

Al ser el lunes festivo, mañana se cierra agosto, uno de los mejores meses que ha vivido el mercado en los últimos años.

Ya para el martes se sabrá qué ha pasado con Ucrania, pero, sobre todo, para la semana que viene el mercado recuperará su ritmo normal, después de un mes de bajo volumen de operaciones que, sin embargo, tampoco le ha ido tan mal a Wall Street. EFE