Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Europa da señales de arreglo sobre deuda de Grecia

La sombra del presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, se proyecta en una pared mientras el primer ministro griego, Alexis Tsipras, extiende la mano para saludarlo durante una reunión en Atenas el viernes 30 de enero de 2015. Tsipras ha bajado de tono la retórica al prometer pagar la deuda y no tomar medidas unilaterales. (Foto AP/Petros Giannakouris, Pool)

ATENAS (AP) — Las esperanzas de un acuerdo entre Grecia y sus acreedores de la Unión Europea mejoraron cuando el nuevo gobierno griego se retractó de sus demandas anteriores de cancelar parte de la deuda por los préstamos de rescate financiero, una posibilidad que había alarmado a acreedores e inversionistas.


Publicidad

Los precios de las acciones subieron el martes en Grecia, al igual que en otros mercados europeos, después que el ministro de Finanzas dijo que el nuevo gobierno de izquierda radical afirmó que estaba dispuesto a aceptar estrategias alternativas para hacer un poco más llevadera la carga de la deuda nacional.

También hubo expresiones de alivio en la Unión Europea, donde el presidente de la Comisión Ejecutiva, Jean–Claude Juncker, afirmó que el bloque “tendrá que adaptar un número determinado de nuestras políticas” para acomodar a Grecia, aunque “no vamos a cambiar nada”.

La Bolsa de Valores de Atenas subió 8,9% al mediodía y los bonos bajaron, un indicio de que los inversionistas se preocupan menos de una posible mora. El índice Euro Stoxx de acciones europeas subió 1,5%.

El diario Financial Times reportó que durante una visita a Londres el lunes el ministro de Finanzas griego, Yanis Varoufakis, se retractó de la idea de una cancelación directa de parte de la deuda. En cambio, sugirió abonarla con papeles vinculados con el crecimiento económico griego. También ofreció usar los llamados bonos “perpetuos”, que permiten a los emisores pagar intereses permanentes dejando de lado la deuda principal.

Eso sería menos controversial que la insistencia anterior de una cancelación, que habría implicado una reducción en el valor nominal de los bonos griegos en manos de países de la eurozona y el Banco Central Europeo.

Históricamente, las naciones acreedoras con frecuencia han cancelado deudas de los países más pobres. Pero el caso de Grecia es complicado por el hecho de que es parte de una unión monetaria. Países ricos como Alemania no desean sentar precedente para otras naciones que pudieran caer en dificultades financieras.

Elegido el 25 de enero, el gobierno del primer ministro Alexis Tsipras alarmó a acreedores e inversionistas con su insistencia en una reforma radical de la deuda, incluso de las medidas de austeridad que habían exigido los acreedores. El gobierno congeló rápidamente los planes de privatización y revirtió reformas previas.

“Después de un comienzo muy azaroso la semana pasada, el nuevo gobierno griego lo está haciendo mejor esta semana”, *comentó en un mensaje de correo electrónico el analista Holger Schmieding, del Banco Berenberg. “La ofensiva seductora del nuevo ministro de Finanzas Varoufakis parece estar rindiendo frutos en los mercados financieros”.

______

Lorne Cook en Bruselas contribuyó a este despacho.