Ecuador. Jueves 8 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Petroperú afirma que derrame de crudo cerca a protesta indígena fue provocado

La empresa estatal Petroperú denunció hoy que la séptima fuga de petróleo en lo que va del año en el Oleoducto Norperuano (ONP) fue provocada por personas ajenas a la compañía, en un punto cercano a la multitudinaria protesta indígena que desde el 1 de septiembre pide limpiar los vertidos precedentes de crudo en la Amazonía.

Publicidad

La fuga fue reportada el domingo en el kilómetro 67 de la tubería, a la altura de la comunidad de Monterrico, en el distrito de Urarinas, donde en la zona de Saramuro los indígenas mantienen bloqueado el tránsito fluvial de un tramo del río Marañón, que más abajo forma el río Amazonas al unirse con el río Ucayali.

Petroperú, operador del oleoducto, indicó que el petróleo derramado se encuentra confinado a lo largo de 1,5 kilómetros del canal de flotación, que protege la tubería para evitar que eventuales fugas lleguen al medio ambiente.

La compañía estatal añadió que sus especialistas repararon la brecha al colocar una plancha atornillada, tras verificar que la rotura estaba causada por terceros, por lo que además tramitará la correspondiente investigación por parte de la Fiscalía de Nauta, perteneciente a la región amazónica de Loreto.

Precisó además que ya comenzaron las tareas de limpieza del petróleo derramado con la participación de trabajadores de la comunidad de Monterrico y de caseríos cercanos.

Petroperú también destacó la necesidad de elaborar “una solución integral que termine con esta serie de ocurrencias extrañas y permita que el Oleoducto vuelva a operar con riesgo acotado”.

La empresa estatal anunció que para lograr ese objetivo contratará a “una empresa de prestigio y con experiencia para que establezca el alcance de las mejoras que se requiere implementar” y además desarrollará un plan social que promueva una alianza estratégica con las comunidades cercanas a la tubería.

El Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) informó, al respecto, que está “realizando las indagaciones para determinar la responsabilidad de los hechos” e indicó que determinará si Petroperú “ha procedido con la implementación del Plan de Contingencia.”

El Oleoducto Norperuano ha sufrido siete derrames desde que comenzó el año, aunque Petroperú aseguró que el quinto y el sexto, ocurridos en agosto, fueron igualmente causados por personas ajenas a la compañía.

El Gobierno de Perú convocó el sábado a una reunión con los líderes indígenas pero ambas partes todavía no llegan a un acuerdo sobre el emplazamiento donde iniciar las negociaciones, ya que los nativos quieren que sea en el mismo lugar de la protesta, donde al menos una docena de embarcaciones petroleras fueron retenidas.

Las operaciones en el Oleoducto se encuentran paralizadas desde febrero por mandato del Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (Osinergmin) tras producirse dos derrames que vertieron al menos 3.000 barriles de petróleo a ríos de la Amazonía.

El Oleoducto Norperuano, operativo desde 1977, transporta el petróleo extraído en la selva peruana hasta el terminal portuario de Bayóvar, en el océano Pacífico, a lo largo de un trayecto de 854 kilómetros de tuberías. EFE (I)

Publicidad