Ecuador. Miércoles 7 de diciembre de 2016
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Libia vuelve a exportar crudo desde el puerto de Zueitina casi un año después

El buque “Ionic Anassa” se convirtió hoy en el primer petrolero en llenar sus tanques de crudo en la terminal libia de Zueitina, cerrada desde noviembre de 2015 por la guerra en el país.

Publicidad

Fuentes en la citada terminal, situada en el golfo que separa las ciudades de Sirte (centro) y Bengazi (este), explicaron que el buque cargo unos 800.000 barriles de crudo, que serán enviados a China.

Zueitina es uno de los puertos petroleros que hace tres semanas tropas fines al Parlamento de Tobruk -el único que aún conserva el reconocimiento de la comunidad internacional- arrebataron a una milicia aliada al llamado gobierno de unidad nacional, apoyado por la ONU.

Las tropas, mandadas por el mariscal Jalifa Hafter -hombre fuerte del este del país- se hicieron también con el control de los puertos vecinos de Sidrá y Ras Lanuf, los más importantes de Libia.

La operación ha reforzado la influencia de Hafter y permitido a Libia duplicar su producción, hasta alcanzar los 500.000 barriles de crudo diarios.

En declaraciones a la prensa, Ibrahim al Awami, director del departamento de medición de la Compañía Nacional de Petróleo libia, aseguró el martes que sus previsiones apuntan ahora a que se podrán alcanzar los 600.000 barriles diarios a finales de mes.

Libia, país que por su situación de inestabilidad ha quedado al margen del sistema de cuotas de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), es un Estado fallido, víctima del caos y la guerra civil, desde que en 2011 fuerzas multinacionales ayudaran a los rebeldes a derrocar la dictadura de Muamar al Gadafi.

Cinco años después, dos gobiernos, uno en Trípoli (oeste) y otro en Tobruk, luchan por hacerse con el poder y el control de los recursos petroleros con ayuda de decenas milicias que cambian a menudo de bando.

De la situación se han beneficiado grupos yihadistas como la rama libia del Estado Islámico, Boko Haram o la organización de Al Qaeda en el Magreb Islámico, que han penetrado y extendido su influencia en el país.

Antes de la revolución, la producción de Libia rondaba los 1,6 millones de barriles al día. EFE (I)

Publicidad