Ecuador. viernes 22 de septiembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Cierran instalaciones de petróleo y gas en Texas por Harvey 

El techo de una estación de gasolina yace en las aguas de la inundación tras el paso del huracán Harvey, el sábado 26 de agosto de 2017, en Aransas Pass, Texas. (AP Foto/Eric Gay)

DALLAS (AP) — Instalaciones importantes de petróleo y gas a lo largo de la costa de Texas en el Golfo de México cerraron temporalmente mientras el huracán Harvey azota la región con lluvias torrenciales y fuertes vientos, lo que prácticamente garantiza un incremento en el precio de la gasolina una vez que pase la tormenta.


Publicidad

Incluso antes que Harvey tocara tierra el viernes por la noche, decenas de plataformas de petróleo y gas habían sido evacuadas, al menos tres refinerías habían cerrado y cuando menos dos plantas petroquímicas habían suspendido sus operaciones.

Qué tan pronto reabran depende de la severidad de las inundaciones y la reanudación del servicio de electricidad en las áreas. Los expertos afirman que aún es demasiado pronto para saberlo, ya que la tormenta todavía se desplaza por la región. Pero creen que el precio de la gasolina aumentará cinco centavos, a 25 centavos de dólar por galón.

El huracán Harvey también siguió afectando a los vuelos el sábado, con más de 960 cancelaciones hasta el mediodía, de acuerdo con el sitio web FlightAware. Cerca de 800 de los vuelos cancelados estaban programados para despegar o aterrizar en dos aeropuertos de Houston.

La industria naviera también se espera que se vea afectada por el peor huracán que haya golpeado la costa de Texas, llena de refinerías, en más de 50 años.

Un árbol caído bloqueda una calle tras la llegada del huracán Harvey a Corpus Christi, Texas, el 25 de agosto de 2017. Harvey, que se espera sea el huracán más potente que llega a suelo estadounidense en más de una década, tocó tierra en Texas a última hora del 25 de agosto dejando lluvias torrenciales y fuertes vientos en parte de la costa del estado. (Nick Wagner /Austin American-Statesman via AP)

He aquí como se cree que Harvey afectará los negocios y los bolsillos:

— REFINERÍAS: Cerca de un tercio de la capacidad de refinado del país se encuentra en áreas bajas a lo largo de la costa desde Corpus Christi, Texas, hasta Lake Charles, Luisiana.

Varias refinerías que corrían mayor riesgo de sufrir un golpe directo de los fuertes vientos ya cerraron, pero es el potencial de inundaciones en las áreas de Houston y Beaumont, Texas, lo que realmente podría afectar los suministros de gasolina.

— PETRÓLEO Y GAS: Las compañías han estado evacuando a los trabajadores de las plataformas petroleras en el Golfo de México, y eso está causando problemas al flujo de petróleo y gas.

La Oficina de Control de las Normas de Seguridad y Medio Ambiente del Departamento del Interior de Estados Unidos dijo el viernes que los trabajadores habían sido retirados de 86 de las 737 plataformas tripuladas que se utilizan para extraer petróleo y gas del golfo.

— ENVÍOS POR MAR: Las terminales de envíos marítimos a lo largo de la costa de Texas cerraron a medida que la tormenta se acercaba. Las operaciones portuarias en Corpus Christi y Galveston pararon, y el puerto de Houston anunció que las terminales de contenedores y las instalaciones de carga general fueron cerradas alrededor del viernes al mediodía.

— VIAJES: Después de cerca de 1.200 cancelaciones de vuelos el viernes y sábado, las aerolíneas ya habían cancelado otros 485 vuelos programados para el domingo, de acuerdo con FlightAware.

— SERVICIOS PÚBLICOS: Los investigadores de la Universidad A&M de Texas calcularon que la tormenta causaría apagones para al menos 1,25 millones de personas en el estado. Aseveraron que las zonas más afectadas incluirán Corpus Christi, que está en la costa, y San Antonio, que se encuentra aproximadamente a 225 kilómetros (140 millas) tierra adentro.

— ASEGURADORAS: Una firma que realiza pronósticos para las compañías aseguradoras afirmó que los reclamos por daños causados por los fuertes vientos podrían superar los 6.000 millones de dólares, si bien subrayó que es más probable que haya pérdidas por menos cantidad.