Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

China y apreciación del dólar llevan a la Fed a retrasar la subida de tipos

Reserva Federal

La Reserva Federal (Fed) optó hoy finalmente por la prudencia y decidió aplazar la subida de tipos de interés en EE.UU. debido a las dudas planteadas por China y otras economías emergentes, a las que se suman el fortalecimiento del dólar y la baja inflación en el país.


Publicidad

Si bien la economía de EE.UU. continuó la expansión a “un ritmo moderado”, la Fed remarcó que “los acontecimientos globales económicos y financieros pueden frenar de algún modo la actividad económica y probablemente pongan mayores presiones a la baja sobre la inflación en el corto plazo”.

“La situación en el exterior aconseja una vigilancia estrecha”, refrendó Janet Yellen, la presidenta del banco central, en su rueda de prensa posterior a la reunión sobre política monetaria en EE.UU., en la que la Fed decidió mantener los tipos de interés entre el 0 % y el 0,25 %.

En el comunicado divulgado a la conclusión de la reunión de dos días del Comité Federal del Mercado Abierto no se cita explícitamente a China, pero Yellen sí que mencionó ante los periodistas la volatilidad e incertidumbre que ha mostrado el gigante asiático, especialmente en las últimas semanas con las abruptas caídas de sus mercados bursátiles y la devaluación de la moneda local, el yuan.

“Nos hemos concentrado principalmente en China y los mercados emergentes (…) Los acontecimientos vistos en los mercados financieros en agosto reflejaron preocupación sobre riesgos a la baja en la actividad económica de China, y la destreza con la que las autoridades han encarado estas preocupaciones”, afirmó la presidenta de la Fed ante los periodistas.

Por ello, y pese a remarcar las buenas perspectivas para la economía estadounidense impulsada por el gasto de los consumidores, que supone casi dos tercios del producto interior bruto (PIB). Yellen remarcó que es “necesario algo más de tiempo” para garantizar que la tendencia en EE.UU. no ha cambiado.

Sí que reconoció que las “exportaciones netas habían supuesto un freno” a la actividad económica en EE.UU. como reflejo de la apreciación del dólar en los últimos meses, y que esta, sumada a los bajos precios energéticos, había aumentado la presión a la baja sobre la inflación.

Como consecuencia, la Fed parece haberse plegado a la presión global y postergar así, aunque solo sea unos meses, la primera subida de tipos de interés en EE.UU. desde 2006.

Organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM) habían recomendado el aplazamiento de este encarecimiento del precio del dinero debido la volatilidad financiera internacional y sus posibles efectos negativos sobre las economías emergentes.

Ahora quedan dos reuniones del banco central estadounidense, el 27 y 28 de octubre y el 15 y 16 de diciembre, antes de que concluya el año, fecha que se había dado la Fed para iniciar el ajuste monetario.

Los mercados se tomaron también el aplazamiento con cautela.

Wall Street cerró hoy la jornada mixto, con el Dow Jones, su principal indicador, con un descenso del 0,39 %, mientras que el Nasdaq avanzó un 0,10 %.

Por otro lado, el banco central estadounidense ofreció una sólida revisión de sus proyecciones macroeconómicas.

Elevó la de crecimiento de EE.UU. ligeramente hasta el 2,1 % este año, frente al 1,9 % pronosticado en junio, y rebajó las de 2016 al 2,3 %, comparadas con las del 2,5 % de hace tres meses.

Igualmente, mejoró la previsión del índice de desempleo a un 5 % para final de año, frente al 5,3 % calculado en junio, y de 4,8 % para 2016, frente al 5,1 % anterior. EFE [I]