Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Paul McCartney cautiva en Montevideo y ya está en Santiago

A dos años de su primera visita  a Uruguay, Paul McCartney se presentó nuevamente en Montevideo ante 50.000 personas. El show se realizó en el estadio Centenario y se extendió por casi tres horas.

A dos años de su primera visita  a Uruguay, Paul McCartney se presentó nuevamente en Montevideo ante 50.000 personas, en el primer tramo del tour “Out There“. El show se realizó en el estadio Centenario y se extendió por casi tres horas.


Publicidad

El show comenzó 20:45 con el tema Eight Days A Week. Según reseña el diario uruguayo El País, Paul apareció vestido de negro y con su característico bajo Höfner, ante la multitud que lo ovacionaba de pie. “¡Buenas noches Montevideo” ¡Bienvenidos, uruguayos! Estoy muy contento de verlos otra vez”, dijo en español antes de interpretar All My Loving.  Luego, pidió que levantaran la mano quienes eran de Uruguay y aquellos que habían venido desde el extranjero. Tampoco faltó el ritual de estamparle la firma a dos chicas en el cuerpo.

Para la periodista Alejandra Volpi, uno de los momentos más especiales fue durante la interpretación de su mejor entrega romántica de los últimos años, dedicada a su esposa Nancy Shevell (presente en el concierto), My Valentine, que cantó sentado al piano. “La escribí para mi hermosa esposa”, comentó mientras de fondo se exhibía el videoclip protagonizado por Depp y Natalie Portman.

Uruguay fue testigo de algo único: por primera vez en Sudamérica, McCartney presentó en vivo Another Day, anunciada en español, y también Lovely Rita.

Cuando llegó el turno de Blackbird una parte del escenario se elevó varios metros ubicando al músico en las alturas. Ése fue uno de los recursos técnicos de mayor impacto dentro del monumental despliegue de Out There. Allí continuó con Here Today, el homenaje a John Lennon y minutos más tarde recordó a George Harrison con una versión intimista (con ukelele) de Something.

El público también tuvo un lugar especial en la noche: Paul hizo One After 909 de The Beatles a pedido expreso de uno de los espectadores. “¿Ahora estás contento?”, preguntó al fanático que bailaba con desenfreno. Para los temas de New, su último y elogiado trabajo, en el que muestra una inagotable capacidad de inspiración y de actualización permanente, el escenario se vistió a semejanza del logo que acompaña al disco. No faltaron Queenie Eye, cuyo videoclip cuenta con la participación de varias estrellas, Everybody Out There, el tema que da nombre al álbum y Save us.

El repertorio se paseó por muchos de los clásicos de The Beatles que el público quería escuchar: And I Love Her, Lady Madonna, Eleanor Rigby, Ob-La-Di, Ob-La-Da, Let It Be, Live And Let Die fueron algunos de ellos. Pero en los dos bises que realizó hubo más: llegaron Get back, Day Tripper y el himno nostálgico Yesterday.

El escenario medía 70 metros de ancho por 22 de alto y 650 metros cuadrados de pantallas de led que sirvieron de eléctrico marco. El montaje, que requirió del trabajo de 500 operarios, contó con una plataforma para acercar al artista al público y un nuevo sistema de iluminación con láser. Pirotecnia y efectos especiales completaron la fórmula exitosa del cantautor más grande de la historia de la música pop que continúa en actividad y que no piensa retirarse.

Se calcula que 50 mil personas colmaron las instalaciones del Estadio Centenario que por segunda vez en su historia fue intervenido para albergar ese aforo.

De Brasil llegaron unas 4 mil personas mientras que de Argentina, donde también se disfrutaba del fin de semana largo, asistieron unos 7 mil fanáticos que agotaron con bastante anticipación la capacidad hotelera de Montevideo y los pasajes para cruzar el río. Pero además, en la página web del artista se registraron compras de tickets en España, Italia, Reino Unido, Estados Unidos, Perú, Chile, Brasil y hasta Sudáfrica.

Terminado el concierto, Paul McCartney partió a Santiago de Chile, a donde llegó a las a las 02.35, y donde fue recibido por decenas de fanáticos en el aeropuerto AeroCardal, muy cerca del aeropuerto internacional Arturo Benítez.

El cantante y el resto de la banda se instalaron en el hotel Ritz Carlton, en la zona de la comuna de Las Condes.

Sir Paul McCartney se presentará el lunes 21 y martes 22 en el estadio Movistar Arena, con entradas aún disponibles. En Quito se presenta el 28 de abril.

___
El músico británico Paul McCartney, exintegrante de la mítica banda The Beatles, se presenta hoy, sábado 19 abril de 2014, en el estadio Centenario de Montevideo (Uruguay). EFE/Iván Franco