Ecuador. miércoles 13 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

El presidente socialista de Francia llama “desdentados” a los pobres, revela su ex

Valerie Trierweiler

La ex pareja del presidente francés Francois Hollande escribe en un libro que el líder socialista dice ser alguien a quien le disgustan los ricos, pero de hecho “no le gustan los pobres”.


Publicidad

El señalamiento de Valerie Trierweiler, que aparece en su nuevo libro “Gracias por ese momento” de 320 páginas, sigue a una descripción de un comentario sarcástico hecho durante una cena navideña con su familia de extracción modesta, informa el periódico Le Monde, uno de dos medios de comunicación a los que ella les permitió leer una copia antes de que el volumen salga a la venta el jueves.

“Se presenta como un hombre al que no le gustan los ricos. En realidad, al presidente no le gustan los pobres. Él, hombre de izquierdas, les dice en privado ‘los desdentados’, muy orgulloso del sentido de su broma”, dice Trierweiler en el pasaje más incendiario del libro que llega a las librerias este jueves con gran fanfarria de mercadotecnia —200.000 ejemplares de tirada inicial— y en uno de los momentos políticos más delicados de la presidencia del socialista. El paro sigue desbocado, la economía está estancada y su propio partido se asoma al abismo del cisma ideológico debido a sus reformas económicas.

La pareja rompió en enero luego de que se publicaran informaciones de que Hollande tenía una aventura amorosa con la actriz Julie Gayet.

Trierweiler dice que Hollande le fue infiel, que miente, es frío y despiadado, está obsesionado con los sondeos de opinión y, de alguna manera, sigue íntimamente apegado a la madre de sus hijos, la ahora ministra de Ecología Ségolène Royal, excandidata a la presidencia de Francia, con quien Hollande vivía cuando conoció a Trierweiler y la abandonó por ella.

O no del todo. El libro revela que el jefe de Estado fue capaz de enviar a su expareja hasta 29 mensajes al móvil en un solo día y que tuvo el tiempo suficiente para indagar sobre el hotel donde ella se aloja y enviarle flores entre una cita con el presidente americano Barack Obama y el presidente ruso Vladímir Putin.

De hecho, Hollande nombró ministra a su exmujer en marzo, cuando Valérie Trierweiler huía, humillada, del palacio del Elíseo, después que salió del hospital por tomar somníferos para afrontar el engaño conyugal con la actriz Julie Gayet, que fue revelado por la revista Closer-

El libro puede dañar más la imagen del presidente, ya de por sí profundamente impopular, aunque la opinión pública no simpatizaba con Trierweiler, quien nunca pudo hallar su lugar como primera dama.

Valérie Trierweiler, que ahora es periodista de la revista Paris Match, donde se dedica al periodismo literario, fue cronista política. Esa circunstancia fue la que le aproximó al ahora presidente de la República cuando era marido de la entonces candidata a la presidencia de Francia, y ahora ministra. De paso, la ex primera dama ganará dinero con sus memorias. La revista para la que trabaja, Paris Match, ofrece hoy en exclusiva algunos extractos, pero resulta que la obra, con una tirada propia de los autores de best-sellers, ha sido un secreto bien guardado del que ni siquiera el Elíseo tenía conciencia hasta hace tres días.

No es difícil que la estrategia de marketing dé los frutos apetecidos. Sexo, pasión, poder, celos, desamores y engaños son los ingredientes del relato de Trierweiler, una mujer “perdida”, como ella misma acepta, en el juego del poder, en el que Hollande y Royal se mueven como peces en el agua, para angustia de la periodista, que nunca pudo entrar al palacio del Elíseo por la puerta principal. “Tan pronto se enfrentan como se apoyan el uno al otro”, explica la mujer que confiesa sus celos casi enfermizos contra la madre de los hijos de Hollande.

La oficina de Hollande se negó a hacer comentarios al respecto.