Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Álvaro Uribe dice no haber ordenado espionaje telefónico

Durante casi cinco horas, y en medio del reclamo de los representantes de las víctimas de las ‘chuzadas’ del DAS por no poder intervenir, se cumplió ayer la versión libre del ex presidente Álvaro Uribe en la Comisión de Acusación de la Cámara, en el proceso que se le sigue por este tema.


Publicidad

El ex mandatario, quien habló sin pausa durante 2 horas y 55 minutos, hizo una férrea defensa de su gobierno, y dijo que “jamás” recibió documento alguno en la Presidencia que diera cuenta de escuchas ilegales a sus contradictores. “Si alguien de mi gobierno o cercano a mí hubiera violado la ley para hacerles seguimientos a estas personas, no dudaría en pedir perdón”, declaró Uribe.

Repasó casi todos los ítems de sus administraciones. Comenzó defendiendo a los ex directores del DAS Jorge Noguera, Andrés Peñate y María del Pilar Hurtado. También a Felipe Muñoz, hoy director del DAS.

En el estrecho recinto de la Comisión de Acusación estaba el representante a la Cámara del Polo Iván Cepeda, quien a solo un puesto de distancia de Uribe lo miraba con cierta ironía, lo que llamó la atención de quienes estaban en el lugar y de quienes seguían la transmisión por TV.

Uribe afirmó que dentro de los lineamientos de su gobierno siempre fue claro que “el DAS no es ni puede ser una policía política”. “Nuestra única instrucción al DAS fue que luchara contra la criminalidad. Jamás una persecución a un grupo político, a un periodista o a un sindicalista”, enfatizó el ex presidente.

Tanto Cepeda como Luis Guillermo Pérez, abogado de Piedad Córdoba, quienes estaban en representación de las víctimas, guardaron silencio.

Al final, Uribe protagonizó un rifirrafe con el abogado Pérez, que reclamó por el fin de la diligencia sin que intervinieran las víctimas.

“Este señor está muy bravo, y yo también soy muy bravo, así que mejor me voy”, dijo Uribe al despedirse de los representantes investigadores, Yahir Acuña y Carlos Edward Osorio.

Entre quienes lo acompañaron a la diligencia estaban su esposa, Lina Moreno, el jefe del partido de ‘la U’, Juan Lozano, y el ex ministro Óscar Iván Zuluaga.

Ellos, junto a unos 30 periodistas, escucharon a Uribe hacer un extenso relato de sus “discrepancias” con la Corte Suprema, y una defensa enfática de sus ex funcionarios, especialmente del ex secretario general de Presidencia Bernardo Moreno.

De él, preso hoy por el proceso de las ‘chuzadas’, dijo que “no estuvo en casi ningún consejo de seguridad”, y que “ninguna entidad del Estado tiene queja de sus relaciones con él”. “Se dice que tenía mucho poder, ¿cuál poder?”, se preguntó Uribe.

‘Por Piedad sí pregunté’

Dentro de las referencias que hizo el ex jefe de Estado estuvo la ex senadora Piedad Córdoba, quien se constituyó en parte civil de la investigación de la Comisión de Acusación. “Yo sí pregunté por la senadora Piedad Córdoba”, dijo Uribe, pero en seguida explicó que esto ocurrió “tras las denuncias de ella de que la muerte de uno de sus colaboradores había sido un crimen de Estado”. “Por supuesto que me angustié”, agregó.

Afirmó que indagó en la Corte Suprema, la Fiscalía y el DAS sobre la situación de ella, sobre quien también manifestó preocupación cuando, desde México, pidió a los gobiernos del mundo romper relaciones con Colombia.

Señaló a Córdoba y a Cepeda de “visitar” a ex ‘paras’ en cárceles de Estados Unidos para que “acomodaran” sus versiones en contra suya. Dijo que a los detenidos les habrían ofrecido beneficios a cambio de sus testimonios.

Faltando cinco minutos para las cuatro de la tarde, el ex mandatario abandonó el recinto.

Qué sigue en el caso

Tras la versión libre del ex presidente Álvaro Uribe en la Comisión de Acusación, él y las víctimas de las ‘chuzadas’ del DAS quedaron a la espera de la decisión de la Corte Suprema frente a una tutela interpuesta por las víctimas para poder interrogar al ex mandatario.

Yahir Acuña, uno de los dos representantes investigadores, dijo que si la Corte determina que las víctimas pueden intervenir, acogerán el fallo.

Los investigadores afirmaron además que analizarán la versión libre de Uribe y el posible llamado a dar testimonio a otras personas implicadas en el caso, para establecer si acusan ante la plenaria o archivan el caso.