Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Chávez: “Tengo unas grandísimas ganas de seguir viviendo”

El primer presidente de Venezuela, Hugo Chávez, dio parte de su estado de salud en una llamada telefónica a la ministra Mari Pili Hernández, asegurando que “no habrá más quimioterapia. Estoy recuperándome de los impactos de estos cuatro ciclos continuos y muy fuertes. Estoy en el tratamiento, con los medicamentos, pero les informo que todos los signos vitales siguen portándose bien y evolucionando favorablemente”, dijo.


Publicidad

Cada vez que ha terminado una sesión de quimioterapia, Chávez ha repetido lo mismo: que esta fue la última y que está sano. En la llamada telefónica, que fue transmitida por la televisión pública, Chávez aseguró que el tratamiento a la quimioterapia al que fue sometido en Cuba, no afectó ningún órgano y tampoco tuvo efectos colaterales. Indicó que está descansando y preparándose para la campaña electoral. “Estoy en mi cuartel de retaguardia para descansar un poco, para prepararme mucho mejor para la campaña que viene que va a ser dura pero la vamos a ganar sin duda de punta a punta en 2012. No podemos decir que ya ganamos pero arrancamos ganando”, agregó.

“Mi deseo de vivir lo que ha hecho es crecer. Tengo unas grandísimas ganas de seguir viviendo y siendo cada día más útil”, afirmó.

Asimismo, señaló que se dedicará a trabajar para su próximo periodo presidencial 2013 – 2019. “Porque siempre hay que picar adelante”, dijo.

“Sé que continúan las especulaciones. No les hagamos caso, yo me siento bien, muy bien. Continuaré asumiendo con el ritmo adecuado mis labores de gobierno, de Estado, del movimiento revolucionario, y no sólo dentro del país”, anunció el jueves, al descender del avión que lo trajo desde Cuba, donde se sometió a la cuarta sesión de quimioterapia.

Sin embargo, la salud del líder bolivariano disparó más incertidumbres que nunca, luego que suspendiera una reunión bilateral con el presidente iraní Mahmoud Ahmadinejad, encuentro que había anunciado el propio jefe de Estado venezolano una semana atrás. Los rumores corrieron por doquier, motivados por el silencio y el secretismo del chavismo, ante el temor de que su recuperación no sea tan total e inmediata como anuncian desde el Palacio de Miraflores.

El presidente estaría muy débil tras la última fase del tratamiento que ya lleva 15 semanas. Con las defensas bajas, los médicos le ordenaron un reposo estricto, que le imposibilitó recibir a uno de sus aliados más cercanos. “Los planes de quimioterapia requieren de múltiples sesiones. Habitualmente, se sugiere que el paciente no retome las actividades después de una sesión”, afirmó el doctor Amado Bechara, presidente de la Sociedad Argentina de Urología.

Hasta la fecha, el gobierno aún no reveló qué órganos fueron afectados por el cáncer ni divulgó un parte médico sobre la salud del presidente. Ante las dudas sobre su estado, hay incertidumbre sobre si estará capacitado para competir en las presidenciales del año próximo.

Los rumores sobre su salud se dispararon el jueves, durante una conferencia organizada por la Universidad de Miami. En la charla titulada “¿Venezuela en trasición?”, Roger Noriega, ex subsecretario de Estado de los Estados Unidos para Asuntos del Hemisferio Occidental, anunció que la salud de Chávez estaba empeorando y que Washington debería plantearse un escenario regional sin el líder venezolano.

“Según mis fuentes, su condición es muy grave y hay que pensar en una nueva realidad. No está reaccionando bien al tratamiento contra el cáncer”, afirmó el dirigente, acérrimo enemigo de los Castro y del líder bolivariano. “Chávez está en una condición muy seria y no está mejorando como sus doctores tenían esperanzas”, completó Noriega, al tiempo que advirtió que Caracas oculta información sobre la salud presidencial

Un día después de esas polémicas declaraciones, el canciller Nicolás Maduro anunció la suspensión del encuentro con Ahmadinejad, “mientras se recupera” el primer mandatario. “Ambos gobiernos acordaron posponer la visita para otra oportunidad”, dijo uno de los hombres de más estrecha confianza de Chávez.

Ante la gravedad de su enfermedad y la complejidad del tratamiento, Chávez ya resignó actividades oficiales que durante sus 13 años en el poder consideró de suma importancia: asistir a la Asamblea General de la ONU y fotografiarse con sus aliados, reseñó el portal perfil.com.

1 Comentario el Chávez: “Tengo unas grandísimas ganas de seguir viviendo”

  1. QUE TAN CAOTICA ESTARA LA SALUD EN LOS PAISES REVOLUCIONARIOS, QUE SUS MANDATARIOS TIENEN QUE SALIR AL EXTRANJERO A REALIZAR TRATAMIENTOS TAN BASICOS..COMO UNA QUIMIOTERAPIA…..LASTIMOSAMENTE NO TODOS TENEMOS LOS RECURSOS PARA IR A ATENDERNOS EN EL EXTERIOR…

Los comentarios están cerrados.