Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Piñera insiste en que Chile no puede ofrecer educación gratuita a todos

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, afirmó hoy que su país no puede ofrecer un sistema educativo totalmente gratuito, como demandan las organizaciones estudiantiles movilizadas desde mayo pasado en demanda de ese objetivo.


Publicidad

“El Gobierno no ha asumido la causa de educación gratuita por dos razones: primero, porque Chile no está posibilitado de alcanzar esa meta”, dijo el mandatario al participar en Valparaíso en el Consejo General de la Unión Demócrata Independiente (UDI), uno de los partidos de la coalición oficialista.

“En segundo lugar, porque no es justo que con los impuestos que pagan los más pobres de nuestro país estemos financiando la educación de los más ricos”, añadió Piñera.

El gobernante ofreció en cambio la generación de una beca que busca financiar al 40 % de los hogares más pobres del país, con el fin de reducir las brechas de ingreso a la educación superior.

Un educación pública gratuita y de calidad ha sido la demanda central de las movilizaciones estudiantiles que desde mayo se desarrollan en Chile, donde el Estado subvenciona parte de la educación privada.

En agosto pasado, Piñera se había referido a la demanda de una educación gratuita y señalado que, aunque la enseñanza le resulte gratis a los alumnos, se financia a través de los impuestos, “que son pagados por la sociedad en su conjunto”.

“Todos quisiéramos que la educación, la salud y muchas cosas más fueran gratis para todos, pero al fin y al cabo, nada es gratis en esta vida, alguien lo tiene que pagar”, precisó entonces.

Los estudiantes universitarios y de secundaria, que han realizado en estos meses cerca de 40 paros y manifestaciones públicas, muchas de las cuales han derivado en disturbios, se reunieron el jueves pasado con el ministro de Educación, Felipe Bulnes, para tratar de encontrar soluciones al conflicto.

El movimiento estudiantil aceptó el diálogo sin detener las movilizaciones, lo que ha disgustado al Gobierno, que considera primordial el regreso a clases.

Las partes acordaron que en una segunda reunión, el próximo miércoles, abordarán el tema de la gratuidad, lo que según fuentes estudiantiles podría complicarse tras las declaraciones de Sebastián Piñera.

En principio, el movimiento estudiantil ha convocado a una nueva protesta para el próximo jueves.

Ya el viernes el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, había considerado que la gratuidad no es posible por ser “injusta”.

Según los estudiantes, tal argumento es falaz, porque los ricos no suponen más del 5,0 por ciento del universo estudiantil y porque su demanda se dirige a la educación pública y no a la privada pagada, donde estudian los jóvenes de sectores acomodados. EFE