Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Crece el número de niños muertos en Somalia, según la ONU

Un número cada vez mayor de niños es víctima de ataques y balas perdidas en el centro y sur de Somalia, informó este martes la agencia de las Naciones Unidas para la infancia.


Publicidad

Unicef dijo que 24 niños murieron en conflictos en Somalia en octubre, casi el doble que las muertes de niños confirmadas en los demás meses este año. La agencia agregó que se confirmó que 58 niños resultaron heridos en octubre, la mayor cifra en el 2011.

El representante de Unicef en Somalia, Sikander Khan, dijo que las cifras reales probablemente eran mayores.

“El peligro para la vida de los niños somalíes es cada vez mayor debido al conflicto creciente. De acuerdo con el derecho internacional, instamos a todas las partes en el conflicto en Somalia a poner fin a la matanza, mutilación, reclutamiento para fuerzas armadas y violación de niños”, dijo Khan.

Soldados de Kenia entraron en Somalia a mediados de octubre para combatir a los milicianos de al-Shabab, pero un vocero de Unicef, Jaya Murthy, dijo que Unicef no atribuye la creciente violencia a un grupo en particular.

Los milicianos de al-Shabab, vinculados con al-Qaida, se atribuyeron un ataque suicida en Mogadiscio el mes pasado que mató a más de cien personas.

Unicef es una de las pocas agencias internacionales que tiene acceso al sur de Somalia, una región en gran medida controlada por milicianos de al-Shabab.

“Por lo general hemos visto un aumento de la violencia y los enfrentamientos armados y los niños han sido víctimas de esa violencia”, dijo Murthy.

Mientras tanto, la agencia de la ONU para refugiados dijo el martes que se habían registrado 60 casos de cólera en el mayor campamento de refugiados en el mundo, Dadaab, en el este de Kenia. Uno de los pacientes murió.

Según la agencia, el cólera fue contraído en Somalia durante el trayecto de los refugiados de Somalia. AP