Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Líder feminista mexicana se encuentra “grave pero estable”

Ciudad Juárez (México), 3 dic (EFE).- La líder feminista mexicana Norma Andrade se encuentra en estado “grave pero fuera de riesgo” en una clínica local, después de sufrir un supuesto intento de homicidio el viernes en la urbe fronteriza de Ciudad Juárez (norte), informaron hoy organizaciones civiles.


Publicidad

Andrade fue atacada a tiros cuando abordaba su camioneta para trasladarse al trabajo, en compañía de sus 2 nietos menores.

Un sujeto desconocido se acercó y le disparó en cinco ocasiones, “hiriéndola en el torso, el hombro derecho y la mano derecha”, dijo en un comunicado la organización civil “Nuestras hijas de regreso a casa”, una ONG en la que Andrade trabajaba.

El presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH, defensoría del pueblo local), José Luis Armendáriz, indicó que “afortunadamente” Andrade “parece que se encuentra estable”.

En principio, la Fiscalía General de Chihuahua, región del norte de México donde se ubica Ciudad Juárez, atribuyó el ataque a un intento de robo del vehículo.

Sin embargo, la dependencia anunció hoy en un comunicado que el intento de homicidio “es una línea de investigación” luego de que se supo que la defensora de los derechos humanos recibió presuntas amenazas de muerte durante ese mismo día.

Andrade es madre de Lilia Alejandra García Andrade, quien fue asesinada en febrero de 2001.

También es madre de la directora del grupo “Nuestras hijas de regreso a casa”, Malú García, quien se encuentra refugiada en Ciudad de México por amenazas del narcotráfico.

Varios compañeros de trabajo de la escuela primaria donde Andrade es maestra dijeron a Efe que la mañana del viernes un hombre llamó por teléfono y preguntó por la activista y su horario de labores.

“El personal se negó a proporcionar información sobre su horario y el hombre advirtió que la estarían esperando a la salida”, dijo un profesor quien pidió el anonimato.

Fuentes cercanas a la activista aseguran que el ataque fue un intento de asesinato por parte de integrantes de un cártel de las drogas que opera en esa ciudad, al que no identificaron.

Por petición de la CEDH, la clínica donde se encuentra Andrade es custodiada por agentes de la Policía Municipal y Estatal.

El organismo pidió a las autoridades mayor atención para evitar que la activista sea víctima de un nuevo atentado, y solicitó garantizar la protección para ella y sus familiares.

Asimismo, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) solicitó al gobierno de Chihuahua “medidas cautelares” en favor de Andrade para garantizar su “seguridad e integridad”, y pidió que se proteja a su familia.

En los últimos dos años en Chihuahua han sido asesinados cinco activistas por el crimen organizado y otros doce han abandonado el país, según información de la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

El caso más reciente fue el de Susana Chávez, una poeta y activista, que creó el lema “Ni Una Más” para protestar contra los asesinatos de mujeres en la urbe, más de medio millar desde 1993, la gran mayoría impunes.

Chávez fue violada, mutilada y asesinada el 11 de enero de este año por tres personas, entre ellos un menor. EFE