Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Capo Arellano Félix se declara culpable de cargos en EEUU

SAN DIEGO (AP)El capo mexicano de las drogas Benjamín Arellano Félix se declaró culpable este miércoles de los delitos de asociación ilícita y complot para lavado de dinero, ante una corte federal en San Diego.


Publicidad

Con la declaración, alcanzada mediante un acuerdo que contempla una pena máxima de 25 años de prisión, se evita el juicio de uno de los cabecillas más poderosos del narcotráfico en todo el mundo durante la década de 1990.

Los fiscales federales accedieron a que se desechen otros cargos que hubieran podido elevar la pena a 140 años de prisión. La sentencia se fijará el 2 de abril.

Arellano Félix, de 58 años, no emitió prácticamente declaraciones durante el procedimiento.

Como parte del arreglo, Arellano Félix reconoció haber encabezado una organización que distribuyó cientos de toneladas de cocaína y marihuana en Estados Unidos, y que se hizo de cientos de millones de dólares en ganancias que fueron enviadas de vuelta a México, a veces en automóviles repletos de billetes.

Arellano Félix encabezó el otrora poderoso Cártel de Tijuana, en esa ciudad fronteriza con San Diego, desde finales de la década de los 80. Se le extraditó de México en abril del 2011 para enfrentar los cargos de lavado de dinero y asociación ilícita que se habían interpuesto en Estados Unidos desde el 2003.

Se trata de uno de los principales cabecillas del crimen organizado que haya enfrentado un proceso en Estados Unidos.

El capo fue capturado en 2002 en México, donde fue sentenciado en 2007 a purgar 22 años de cárcel por cargos de narcotráfico y delincuencia organizada.

Según la acusación formal en Estados Unidos contra Arellano Félix, fue el principal organizador y jefe máximo del cártel de los hermanos Arellano Félix desde 1986. También dice que el cártel de Tijuana torturó y asesinó a rivales en Estados Unidos y México mientras movilizaba toneladas de marihuana mexicana y cocaína colombiana.

El cártel, del que se sabe disolvía los cadáveres de sus enemigos en tinas con sosa y agua, comenzó a perder poder a lo largo de la frontera de California con México tras la captura de Arellano Félix en 2002.

Un mes antes, su hermano Ramón, conocido como el principal jefe ejecutor del cartel, había muerto en un enfrentamiento a disparos con las autoridades mexicanas.

Notas relacionadas:

México captura a principal operador del cartel Arellano Félix