Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

EEUU y China logran acuerdo tentativo sobre disidente

BEIJING (AP)Estados Unidos y China establecieron este viernes los términos generales de un acuerdo para poner fin al conflicto diplomático en torno del activista Chen Guangcheng, luego que Beijing afirmó que el disidente ciego puede solicitar un permiso para estudiar en el extranjero.


Publicidad

Por su parte, Washington señaló que se ha ofrecido a Chen la posibilidad de estudiar en Estados Unidos.

Después de tres días de declaraciones emotivas de Chen desde la habitación de un hospital, la secretaria norteamericana de Estado, Hillary Rodham Clinton, dijo que hay progresos “para ayudarle a obtener el futuro que desea”.

Clinton se mostró alentada por una declaración de la cancillería china, según la cual, Chen podía solicitar permiso para salir del país. Chen recibió una oferta de una universidad estadounidense y podría viajar con su familia, dijo la vocera del Departamento de Estado, Victoria Nuland, quien añadió que Estados Unidos espera que Beijing agilice los trámites de viaje, tras lo que se otorgaría la visa estadounidense.

En una conferencia de prensa tras dos días de reuniones cimeras en Beijing, Clinton dijo que Estados Unidos quedó complacido con una declaración del gobierno chino confirmando que el activista, Chen Guangcheng, podría solicitar permiso para estudiar en el extranjero.

“Durante el transcurso del día, han sido logrados avances para ayudarle a obtener el futuro que desea, y nos mantendremos en contacto con él a medida que avanza el proceso”, dijo Clinton en sus primeros comentarios sobre el caso de Chen. “Nos sentimos animados por los avances vistos hoy, pero queda más por hacer, así que continuaremos en contacto a medida que avanza esto”.

La valoración de Clinton junto con la declaración de China fueron indicios positivos de que ambos gobiernos estaban a punto de llegar a un acuerdo sobre Chen.

Un abogado autodidacta y símbolo del movimiento de los derechos civiles en China, Chen creó un incidente diplomático cuando escapó de su arresto domiciliario y se refugió en la embajada estadounidense la semana pasada. Partió seis días después bajo un acuerdo negociado según el cual él y su familia serían reunidos en un hospital y trasladados luego a otro lugar de China para que pueda estudiar oficialmente derecho. El disidente manifestó que deseaba estudiar en el extranjero.

Poco después de llegar el miércoles al Hospital Chaoyang, Chen dijo que no tuvo contacto directo con los funcionarios estadounidenses, lo que le ha dado una sensación de abandono y temor por su seguridad, la de su esposa y sus hijos. Chen dijo el viernes por la mañana que permaneció vigilado en el hospital, sin posibilidad de ver a ciudadanos estadounidenses. Los desplazamientos de su esposa son vigilados, agregó, y la pareja, junto con sus dos hijos, cree estar en peligro.

“Sólo puedo decirles una cosa. Mi situación es muy peligrosa”, dijo Chen. “Durante dos días, los funcionarios estadounidenses que quisieron venir a verme no fueron autorizados a hacerlo”.

Clinton dijo que el embajador Gary Locke habló hoy con Chen y que personal de la embajada y varios médicos se entrevistaron con él — otros indicios positivos.