Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

EE. UU. mata a líder de Al Qaeda en Pakistán

Islamabad, 9 dic (EFE).- Tres supuestos insurgentes murieron hoy en un ataque de un avión espía estadounidense (drone) en Pakistán, entre ellos un alto mando de Al Qaeda, que se convierte en el segundo líder de la red terrorista abatido esta semana en una acción similar en este país asiático.


Publicidad

Un portavoz del Ejército de Pakistán, el coronel Abid Alí Askari, confirmó a Efe que entre los fallecidos por el ataque norteamericano, que se produjo en la región tribal de Waziristán del Norte, figura “un alto mando” de Al Qaeda.

“El ataque ha acabado con la vida de un líder de la organización, pero en estos momentos no podemos confirmar su identidad. Cuando lo hayamos identificado, lo comunicaremos”, se limitó a decir.

Fuentes de seguridad citadas por medios locales como Dawn y Geo, precisaron que el aparato no tripulado lanzó al menos cuatro misiles contra un complejo en el que se encontraban los integristas, situado en la zona de Tabbi, cerca de la cabecera regional, Miranshah.

Waziristán del Norte es una de las siete demarcaciones del conflictivo cinturón tribal fronterizo con Afganistán, un área semiautónoma que nunca ha estado bajo completo control de las autoridades de Pakistán.

Esa región está considerada actualmente el principal feudo de la insurgencia talibán paquistaní y también sirve de refugio a miembros de la red Al Qaeda y de facciones rebeldes que operan en el vecino Afganistán como la red Haqqani.

Abu Zaid al Kuwaiti

Sin ir más lejos, otro ataque de aviones espía de EE. UU. acabó esta semana con la vida de uno de los principales líderes de Al Qaeda, el clérigo Abu Zaid al Kuwaiti, a quien se consideraba potencial sucesor del actual jefe de la organización, Ayman al Zawahiri.

Kuwaiti fue atacado el pasado día 6, también en Waziristán del Norte, mientras desayunaba, y algunas fuentes creen que resultó herido de gravedad inicialmente y fue trasladado después a Afganistán, donde falleció.

Según el portal virtual The Long War Journal, en lo que va de año se han registrado 43 ataques de este tipo en Pakistán, de los que más del 80 % han tenido como escenario Waziristán del Norte.

Las acciones de los aviones espía -conocidos en inglés como “drones”- aumentaron considerablemente tras la llegada a la presidencia de EE. UU. de Barack Obama, en 2008.

Los ataques tuvieron su pico a finales de 2009 y en 2010, un periodo de gran fluidez en la cooperación antiterrorista entre Washington e Islamabad, pero desde entonces ha habido una progresiva disminución al hilo del deterioro de las relaciones bilaterales.

Tradicionalmente, estos ataques han contado con el consentimiento tácito del Gobierno paquistaní, aunque la política oficial de Islamabad es criticarlos en público, pues las acciones despiertan un fuerte rechazo popular en el país.

Muchos observadores defienden esta estrategia por su capacidad para golpear de manera certera a líderes insurgentes aunque algunas organizaciones de derechos humanos denuncian que también causan un elevado número de víctimas civiles.EFE