Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Papa plantea la duda de si el ataque en Siria es para vender armas

Ciudad del Vaticano, 8 sep (EFE).- El papa Francisco renovó hoy su llamamiento contra la guerra y para que ésta no sirva a fines comerciales con la venta ilegal de armas, reiterando su petición de que cese “la violencia y la devastación” en Siria.


Publicidad

El papa hizo este llamamiento ante los miles de fieles que asistieron en la plaza de San Pedro del Vaticano al tradicional rezo del Ángelus dominical, que sucedió a la vigilia de oración que presidió anoche para pedir la paz en Siria.

El papa pidió combatir la guerra más profunda, la que comporta tomar la decisión “fuerte y valiente de renunciar al mal y a sus seducciones y escoger el bien”.

Francisco se preguntó para qué sirve hacer tantas guerras si no se es capaz de llevar a cabo “esa guerra profunda contra el mal” y señaló que esa lucha contra el mal comporta “decir no al odio fratricida y a las mentiras de las que se sirve, a la violencia en todas sus formas, a la proliferación de las armas y a su comercio ilegal, del que hay mucho”.

Lamentó que con todas las guerras que existen siempre permanece la duda de si se trata “verdaderamente de una guerra por problemas o es una guerra comercial para vender armas en el comercio ilegal”.

Estos son enemigos que hay que combatir unidos y con coherencia, sin seguir otros intereses que no sean los del bien común”, agregó.

El pontífice agradeció su participación a todos los que ayer se sumaron a la vigilia de oración e invitó a seguir adelante “con las obras de paz” lanzando una nueva enérgica petición para que cesen “de forma inmediata la violencia y la devastación en Siria” y se trabaje para alcanzar “una justa solución al conflicto fratricida”.

Asimismo pidió rezar por otros países de Oriente Medio como el Líbano, donde abogó por que sea posible “encontrar la deseada estabilidad y continúe siendo un modelo de convivencia”.

Pidió también rezar por Irak, para que “la violencia sectaria deje paso a la reconciliación” y por Egipto, “para que todos los egipcios, musulmanes y cristianos, se comprometan a construir juntos la sociedad por el bien de la población”. EFE