Ecuador. lunes 11 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Juan Carlos defiende unidad de España en discurso de Navidad

MADRID (AP) — El rey Juan Carlos de España defendió el martes la unidad de España en su diversidad y pidió diálogo a los políticos, siempre dentro del orden constitucional y las leyes, para resolver el desafío independentista catalán.

MADRID (AP) — El rey Juan Carlos de España defendió el martes la unidad de España en su diversidad y pidió diálogo a los políticos, siempre dentro del orden constitucional y las leyes, para resolver el desafío independentista catalán.


Publicidad

Además de Cataluña, la crisis económica y los casos de corrupción que también han salpicado a la familia real marcaron el tradicional mensaje de Nochebuena de Juan Carlos, transmitido en todas las radios y televisiones del país.

El monarca admitió que existen voces en España que reclaman un nuevo marco de convivencia, en alusión aunque sin mención expresa a lo largo del discurso a Cataluña. El gobierno catalán quiere celebrar un referendo independentista el 9 de noviembre de 2014, que el presidente Mariano Rajoy ha dicho que no permitirá.

Juan Carlos invitó a las fuerzas políticas a aparcar sus diferencias y lograr un acuerdo. Y recordó que la corona defiende la unidad de una España diversa, pero siempre desde el respeto a las leyes. En ese sentido, y sobre las voces que reclaman un cambio en la constitución y el modelo de Estado, hizo una defensa expresa del sistema político surgido de la carta magna de 1978, que, dijo, “ha proporcionado el período más dilatado de libertad, convivencia y prosperidad de toda nuestra historia”.

“(La corona) cree en un país libre, justo y unido dentro de su diversidad”, dijo el rey. “Cree en esa España abierta en la que cabemos todos. Y cree que esa España es la que entre todos debemos seguir construyendo”.

“Juntos debemos seguir construyendo nuestro futuro porque nos unen y nos deben seguir uniendo muchas cosas”, agregó.

A diferencia del año pasado, cuando la situación económica puso a España al borde de un rescate europeo, Juan Carlos admitió que hay signos de recuperación. Pero no suficientes, en su opinión. La economía salió de una larga recesión de dos años en el tercer trimestre y el desempleo bajó levemente al 26% después de tocar techo por encima del 27%.

El monarca agradeció el esfuerzo de la sociedad civil por su solidaridad con las personas en dificultades. También tuvo palabras de aliento para los empresarios y todos aquellos jóvenes que han emigrado en busca de trabajo. Y enfatizó que sólo dará la crisis por superada cuando los desempleados “tengan la oportunidad de trabajar”.

“Necesitamos esfuerzo para que la economía confirme los indicios de recuperación que se están empezando a ver y que tienen que ser todavía más sólidos, porque no podemos aceptar como normal la angustia de los millones de españoles que no pueden trabajar”, señaló.

Finalmente, reconoció que casos de corrupción como los que han afectado a los principales partidos políticos y la propia corona han socavado el prestigio de la política y de las instituciones. Juan Carlos no mencionó la investigación por presunta malversación de dinero público que afecta a su yerno ni su polémico safari para cazar elefantes, en el que se fracturó la cadera en 2012. Pero aseguró haber captado el mensaje.

“Asumo las exigencias de ejemplaridad y transparencia que hoy reclama la sociedad”, afirmó. “Sé que la sociedad reclama hoy un profundo cambio de actitud y un compromiso ético en todos los ámbitos de la vida política, económica y social que satisfaga las exigencias imprescindibles en una democracia”.

Juan Carlos, que cumple 76 años el próximo 5 de enero, no hizo comentarios sobre su estado de salud, a pesar de que entre septiembre y noviembre tuvo que ser intervenido dos veces de una infección en su cadera izquierda. El rey reafirmó su determinación de continuar desempeñando su mandato como jefe del Estado y se limitó a agradecer los “testimonios de aliento” que ha recibido.