Ecuador. jueves 14 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Cubano llega a Florida en una tabla de windsurf

Un cubano llamado Henry Vergara Negrín ha llegado a Florida huyendo de Cuba en una tabla de windsurf. El hombre salió de la isla con otros dos compañeros pero solo él ha llegao sano y salvo a tierra firme.  Uno de sus compañeros -Dwarta- fue rescatado en el mar por un pescador el jueves por la mañana, pero el tercero -Amando- sigue desaparecido y el Servicio Guardacostas lo busca incansablemente.

Un cubano llamado Henry Vergara Negrín ha llegado a Florida huyendo de Cuba en una tabla de windsurf. El hombre salió de la isla con otros dos compañeros pero solo él ha llegao sano y salvo a tierra firme.  Uno de sus compañeros -Dwarta- fue rescatado en el mar por un pescador el jueves por la mañana, pero el tercero -Amando- sigue desaparecido y el Servicio Guardacostas lo busca incansablemente.


Publicidad

Según relató el propio joven de 24 años, salió de Jibacoa, cerca de La Habana, a las 9 de la mañana del martes. Su puerto de salida es una localidad pesquera que queda en la provincia de Mayabeque, a unos 155 km al sur de Cayo Hueso. Iban los tres en tablas separadas.

Nueve horas y media después, Negrín llegó a la orilla de un lujoso hotel de Cayo Hueso. Los huéspedes y un camarero lo ayudaron. Estaba exhausto. Lisa Cole, vocera del hotel, afirmó que todos allí “se aseguraron de que estuviera cómodo, le dieron toallas y agua. Dijeron que lucía extenuado”.

Este joven cubano es el primer windsurfista que atraviesa las peligrosas aguas del Estrecho en 20 años. Durante el éxodo masivo de cubanos en 1994, conocido como la “crisis de los balseros”, otros dos no lo lograron. El Estrecho de Florida, lleno de tiburones y conocido por sus difíciles corrientes y repentinas tormentas, separa de Cuba la costa sureste de la Florida. El trayecto se ha transformado en un cementerio para los cientos de cubanos que han muerto tratando de huir del régimen de los Castro.

El viaje fue una odisea. El joven explicó que perdió de vista a sus dos compañeros a las cuatro horas de haber partido. Sus velas se averiaron. Dwarta, de 23 años, fue encontrado desorientado y a la deriva el jueves por la mañana a 11 kilómetros al sur de los Cayos de la Florida, según informó Peter Bermont, vocero del Servicio Guardacostas.

Elee Erice, vocera del Departamento de Protección de Fronteras y Aduanas en el sur de la Florida, confirmó que “se quedará en el país”. Bajo la política “pies secos/pies mojados” de la Ley de Ajuste Cubano, los ciudadanos de Cuba que escapan de la isla y tocan tierra pueden quedarse en EEUU, mientras que los que son interceptados en el mar son devueltos o enviados a un tercer país.