Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Turquía aprobó intervención militar contra el ISIS en Irak y Siria

Ankara, 2 oct (EFE).- El Parlamento turco aprobó hoy la renovación del permiso al gobierno para enviar tropas a Irak y Siria para hacer frente a la amenaza del grupo yihadista Estado islámico y de otros grupos terroristas.


Publicidad

La disposición se aprobó por 298 votos a favor y 98 en contra, con respaldo del islamista Partido Justicia y Desarrollo (AKP), en el poder, y el nacionalista MHP, habitualmente en la oposición, mientras que se opusieron los diputados del CHP, socialdemócrata, y los del HDP, prokurdos y de izquierda.

Durante el debate, transmitido en directo por televisión, el ministro de Defensa, Ismet Yilmaz, insistió en la necesidad de renovar el mandato, al considerar que los dos vecinos del sur de Turquía, en referencia a Irak y Siria, presentan numerosos “riesgos y amenazas”.

Entre éstas citó Estado Islámico (EI), y el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), cuyas bases se encuentran en el norte de Irak y desde hace casi dos años mantiene negociaciones de paz con Ankara.

Yilmaz subrayó que la autorización de intervenir en el extranjero se inscribe en las medidas para combatir el terrorismo y el paso de combatientes extranjeros a Siria, a las que exhorta la resolución 2178 del Consejo de Seguridad de la ONU, adoptada el pasado septiembre.

Pero la oposición no se mostró convencida de que el mandato realmente se vaya a utilizar para intervenir contra los yihadistas, objetivo expreso de la citada resolución.

Adil Zozani, diputado del HDP, subrayó la incoherencia del Gobierno al presentar la renovación del mandato como paso previo a una intervención en Siria, cuando de hecho, el permiso ya lleva 24 meses en vigor.

“Ustedes tenían ese mandato todo este año pasado. Si querían hacer algo al respecto, ¿por qué no lo hicieron? Lo único que hicieron es apoyar a la banda del EI”, afirmó el diputado pro-kurdo.

La oposición kurda sigue con preocupación los combates alrededor de la ciudad de Kobani, feudo kurdo en el norte de Siria junto a la frontera con Turquía, asediada desde hace dos semanas por los yihadistas y defendida por milicias locales.

Aunque los combates se desarrollan a pocos cientos de metros de la frontera, bajo la observación de militares y civiles, e incluso han caído morteros en territorio de Turquía, el Ejército turco no ha dado paso alguno para impedir el avance de los yihadistas.

Akif Hamzacebi, vicepresidente del CHP, aseguró hoy que “la intención del mandato está muy clara”.

Citando al propio presidente turco, Recep Tayip Erdogan, el diputado opositor dijo que el objetivo “es deponer de inmediato la administración siria“, porque “el EI se usa como excusa”.

Ankara siempre ha negado las reiteradas acusaciones de armar a los grupos más fundamentalistas de la oposición siria, aunque sí admite tratar en los hospitales públicos a “cualquier persona herida” que venga de Siria y ha permitido numerosos congresos de la oposición siria en Estambul.

También es un hecho el envío de camiones a Siria, acompañados por agentes de los servicios secretos turcos, cuyo contenido la propia policía turca no ha podido inspeccionar pero que consistiría en ayuda humanitaria, según el Gobierno, y en armas, según algunos testimonios aparecidos en la prensa.

Las acusaciones se han intensificado en la última semana, cuando el HDP ha acusado al Gobierno de organizar un denso tráfico de armamento y provisiones hacia el EI, mediante una vía de tren de mercancías que transcurre a través de la frontera turco-siria.

El mandato aprobado hoy no solo permite intervenir en Siria e Irak sino que también contempla acoger a tropas extranjeras en Turquía.

Este detalle ha dado motivo a más críticas de la oposición, que considera que abría la puerta no sólo a contingentes de la OTAN sino también a milicias sirias o kurdo-iraquíes, que podrían entrenarse en suelo turco.

“Esto convertiría a Turquía en un Estado pirata”, advirtió un diputado del CHP. EFE