Ecuador. domingo 17 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Se confirma victoria europeísta en elecciones ucranianas avaladas por la OSCE

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, der., y el presidente ucraniano Petro Poroshenko hablan con la prensa en la sede de la Comisión Europea en Bruselas el 30 de agosto del 2014. (AP Foto/Geert Vanden Wijngaert)

Kiev, 27 oct (EFE).- Los resultados parciales de las elecciones legislativas del domingo en Ucrania confirmaron hoy la victoria de los partidos europeístas y mostraron la confianza de los ucranianos en las autoridades que llegaron al poder tras la revuelta del Maidán.


Publicidad

Con cerca del 60 % de los votos escrutados, el Bloque del presidente Petró Poroshenko, y el Frente Popular del primer ministro, Arseni Yatseniuk, seguían encabezando el recuento con cifras muy similares, 21,58 % el primero y 21,45 % el segundo.

Este resultado facilitará la formación de una coalición tanto parlamentaria como de Gobierno que permitiría a los herederos del Maidán afrontar el futuro del país, lastrado por la crisis económica y la guerra con los separatistas prorrusos, y de hecho apenas un día después de las votaciones ya comenzaron las consultas.

“Acaban de empezar las negociaciones con el Frente Popular. Ya ha habido consultas entre el presidente y el primer ministro”, aseguró Yuri Lutsenko, jefe del bloque presidencialista, en una rueda de prensa.

Lutsenko adelantó además que “hoy está prevista una reunión en un formato amplio con los representantes de otras fuerzas políticas” que lograron escaños en la nueva Rada Suprema (Legislativo).

“Hemos invitado a sumarse a las negociaciones a los jefes de los partidos del Maidán (movimiento de protesta que destituyó en febrero al presidente Víktor Yanukóvich): Autoayuda, Batkivschina y Svoboda”, precisó.

El primero de ellos, Autoayuda, del alcalde de Lvov, la ciudad más europea de Ucrania, habría conseguido el 11,2 %, y Batkivschina (Patria), de la ex primera ministra Yulia Timoshenko, el 5,65 %.

Los ultranacionalistas de Svoboda (Libertad), a estas alturas del recuento se quedan fuera por listas de partidos, pero accederán por circunscripciones mayoritarias.

El magnate Poroshenko, elegido presidente en mayo pasado, y Yatseniuk, el jefe de Gobierno apoyado por la UE y EEUU, aspiran a forjar una coalición que tenga en el Parlamento una mayoría constitucional (300 de los 450 escaños) que permita introducir enmiendas a la Ley Fundamental y reformas estructurales.

Si bien ambos líderes coinciden en su vocación europeísta y se han pronunciado también por la entrada de Ucrania en la OTAN, mantienen algunas diferencias respecto a la sublevación separatista prorrusa en el este apoyada, según Kiev y Occidente, por Moscú.

Yatseniuk alberga dudas sobre la aplicación del plan de paz acordado por Poroshenko con los rebeldes, que llevó a un alto el fuego el 5 de septiembre pasado, e insiste en no descartar una reanudación de la ofensiva para acabar con la resistencia prorrusa.

La misión de observadores de la OSCE calificó hoy de democráticas las elecciones legislativas y destacó que se celebraron en condiciones muy difíciles, en referencia a la guerra en las regiones del este, la tensión con Rusia y la reciente anexión de la península de Crimea por el gran vecino.

“Estas elecciones transcurrieron en línea con los estándares democráticos. Las autoridades lograron celebrar los comicios en prácticamente todo el territorio del país”, dijo en rueda de prensa Kent Hardstedt, coordinador de la misión de observadores de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE).

“Las elecciones fueron limpias y se respetaron los derechos de los electores. Aquellos que sean elegidos al Parlamento deben asumir su responsabilidad e introducir las reformas clave para prevenir las situaciones negativas ocurridas en el pasado”, señaló el diputado sueco.

Además, destacó que “los procesos de votación y de escrutinio fueron organizados como es debido” y que, con contadas excepciones, la jornada electoral transcurrió con tranquilidad.

Por su parte, la diputada alemana Doris Barnett recordó que 27 escaños “quedarán vacantes en el nuevo Parlamento”, de lo que acusó a “grupos armados ilegales” (las milicias separatistas prorrusas) que “impidieron la votación en varias partes del país”.

“Estas acciones no han puesto en duda la legalidad de las elecciones. Esperamos que esos escaños sean cubiertos cuanto antes, de forma que los representantes de esas regiones puedan sumarse a sus colegas”, señaló.

La integrante de la delegación de la Asamblea Parlamentaria de la OSCE se refería a los escaños correspondientes a las zonas controladas por los rebeldes prorrusos y a la península de Crimea, anexionada por Rusia en marzo.

Precisamente el hecho de no celebrarse las votaciones en esos lugares explica, según los observadores, la escasa participación en los comicios, el 52,2 %, la más baja de la historia de Ucrania.

Los resultados parciales arrojaron también una representación en la nueva Rada algo mayor de lo esperado del Bloque Opositor, creado por antiguos miembros del desmantelado Partido de las Regiones de Yanukóvich, que se acerca al 10 % de los votos, mientras por primera vez no entró en la cámara el Partido de los Comunistas.EFE