Ecuador. sábado 16 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Hoy se cumple el ultimátum del Estado Islámico por los dos rehenes japoneses

Foto difundida por el Estado Islámico.

Tokio, 23 ene (EFE).- El plazo de 72 horas dado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI) a Japón por dos rehenes de este país llegará hoy a su fin mientras el Gobierno de Tokio sigue buscando vías de negociación para lograr su liberación.


Publicidad

En un vídeo divulgado el pasado martes en internet, el grupo yihadista dio un ultimátum de 72 horas al pueblo japonés para que presione a su Ejecutivo y tome la decisión de pagar 200 millones de dólares al EI, con el fin de salvar las vidas de los dos rehenes.

El Gobierno del primer ministro, Shinzo Abe, asegura que no ha recibido una comunicación directa por parte de EI en relación a unos plazos concretos pero considera que el ultimátum cumple a las 14.50 hora local (5.50 GMT), justo tres días después de que el Ejecutivo tuviera noticia del vídeo.

Según reveló hoy un portavoz de EI a la cadena pública NHK, se espera que el grupo yihadista emita en las próximas horas un comunicado en relación a los dos rehenes, Haruna Yukawa y Kenji Goto, de 47 y 42 años, respectivamente.

Desde el pasado martes, el Ejecutivo japonés ha llevado a cabo una intensa campaña de contactos con líderes internacionales, incluidos los de varios países de Oriente Medio, buscando apoyos para lidiar con la complicada crisis.

Mientras, el Gobierno reveló que está tratando de establecer contacto con Estado Islámico a través de “varios canales” en territorio sirio, entre ellos líderes de grupos armados y mediadores de las comunidades locales.

Al ser preguntado el jueves por la noche si el Ejecutivo está dispuesto a pagar un rescate al grupo yihadista, el ministro de Exteriores, Fumio Kishida, no quiso contestar directamente pero aseguró que Japón “nunca cederá ante el terrorismo”, según recogió hoy la agencia Kyodo.

En el vídeo emitido el pasado martes, los secuestrados aparecen arrodillados y vestidos con el mono naranja que ya es frecuente en las cintas del EI, mientras que las amenazas las efectúa un combatiente en inglés.

Éste, encapuchado, acusa al Gobierno nipón de haber donado 200 millones de dólares para combatir al EI, aludiendo al anuncio hecho por Abe el pasado fin de semana en El Cairo, donde ofreció esa cantidad a aquellos países que colaboren en la lucha contra el grupo yihadista.

En este sentido, el Gobierno ha insistido en multitud de ocasiones desde la emisión del vídeo que su ayuda no es militar y que va dirigida a los refugiados sirios con el fin de mejorar la situación social de Oriente Medio. EFE