Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Dos mujeres acusadas de planear acto terrorista en Nueva York

En este boceto del 2 de abril del 2015, se ve a las acusadas Noelle Velentzas, izq., y Asia Siddiqui ante un tribunal federal de justicia en Nueva York bajo cargos de planear la fabricación de una bomba y atentar contra un blanco en territorio estadounidense. (AP Foto/Jane Rosenberg, Archivo)

NUEVA YORK (AP) — Dos mujeres acusadas en el más reciente caso de terrorismo en Nueva York podrían ser parte de lo que algunos expertos consideran una amenaza en desarrollo: una mayor disposición de las mujeres a derramar sangre en el nombre del extremismo islámico.


Publicidad

Las dos al parecer deseaban “hacer historia” por cuenta propia construyendo una bomba y atacando algún blanco en Estados Unidos. Apenas un día después que las dos fueron arrestadas, una mujer de Filadelfia fue acusada de manifestar su intención de morir como mártir en nombre del grupo extremista Estado Islámico.

Mientras los casos anteriores a menudo involucraron a mujeres que respondían a los llamamientos del Estado Islámico en las redes sociales para sumarse a la causa como enfermeras o esposas, “la idea de que quieren combatir es una nueva tendencia”, comentó Karen Greenberg, directora del Centro de Seguridad Nacional de la Facultad de Derecho de Fordham.

El lenguaje jactancioso y profano de una de las mujeres de Nueva York según registra el legajo judicial sugiere la idea de que no aspiraban a papeles no militares en el califato.

Las dos ciudadanas estadounidenses “estaban decididas a desempeñar un papel esencialmente militar y por eso es diferente”, afirmó Jessica Stern, que integró el Consejo Nacional de Seguridad durante el gobierno de Bill Clinton y que diserta sobre terrorismo en la Universidad de Harvard. “En ese sentido eran estadounidenses típicas. Son algo así como una cruza entre estas dos culturas con un tipo de identidad amorfa”.

Otra experta, Mia Bloom, profesora en la Universidad de Massachusetts y autora del libro: “Bomba de tiempo: mujeres y terrorismo”, disintió con la conclusión de que más mujeres empiezan a participar ahora en el terrorismo mundial y dijo que hay altos porcentajes de mujeres entre los insurgentes en Chechenia y Turquía. En Nigeria, el grupo extremista Boko Haram ha empezado a usar a niñas adolescentes y mujeres jóvenes para atentados suicidas en mercados, paradas de autobuses y otros lugares frecuentados.

Bloom agregó que las pruebas indican que las dos estadounidenses acusadas esta semana estaban probablemente más alineadas con al Qaeda que con el Estado Islámico y que se exageró la amenaza.

Noelle Velentzas y Asia Siddiqui fueron arrestadas el jueves en sus viviendas de Queens después de una trampa policial. Los agentes que allanaron las casas requisaron tres tanques de gas, una olla a presión, notas manuscritas con instrucciones para fabricar una bomba y textos extremistas islámicos, según el legajo judicial.

Velentzas estaba “obsesionada con las ollas a presión desde los ataques al maratón de Boston en 2013” y fue grabada diciendo que ella y Siddiqui eran “ciudadanas del Estado Islámico”, agrega. (I)

Por Tom Hays y Jake Pearson, Associated Press