Ecuador. martes 12 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Rebeldes lanzan ofensiva en Donetsk con tanques y artillería

Las milicias prorrusas lanzaron hoy una ofensiva en torno a la localidad de Marinka, en el este de Ucrania, con la participación de un millar de hombres, una decena de tanques y artillería, según el Estado Mayor del Ejercito ucraniano.


Publicidad

Las fuerzas gubernamentales utilizaron artillería pesada para frenar el avance prorruso en una zona que se encuentra a escasos kilómetros al oeste de la ciudad de Donetsk, el principal bastión insurgente.

Por ello, según la misma fuente, el Ejército ucraniano se vio obligado a desplegar armamento pesado que había sido retirado en virtud de los acuerdos de paz de Minsk, movimiento del que Ucrania advirtió con antelación a los socios occidentales.

Kiev acusa a los separatistas de atacar sus posiciones desde las cuatro de la madrugada con tanques y piezas de artillería autopropulsada pese a que en la zona rige un alto el fuego desde el pasado 15 de febrero.

“En dirección a Marinka el enemigo echó al campo de batalla más de diez tanques y hasta un millar de tropas. La ofensiva fue apoyada por cañones autopropulsados Gvosdik”, señala el comunicado del Estado Mayor ucraniano.

Kiev también denunció que los rebeldes atacan las posiciones gubernamentales a lo largo de la zona de separación con cañones y morteros que debían haber sido retirados a más de 25 kilómetros de la línea de confrontación.

El primer ministro ucraniano, Arseni Yatseniuk, dijo que las milicias rebeldes habían lanzado una ofensiva a gran escala, lo que ha sido negado por los portavoces separatistas, que acusaron a Kiev de violar la tregua.

“Ayer Rusia frustró la reunión trilateral (de Minsk) y hoy ordenó a sus terroristas lanzar una ofensiva militar”, aseguró Yatseniuk mientras inspeccionaba un polígono militar en el que soldados ucranianos e instructores estadounidenses realizan maniobras.

Recordó que esto ocurre en vísperas de la cumbre del G7 en Alemania, donde espera que “la comunidad internacional responda de manera correcta y adecuada a la agresión rusa”.

El viceministro de Defensa de los separatistas de Donetsk, Eduard Basurin, negó que los insurgentes hubieran iniciado una ofensiva a gran escala y acusó a Kiev de atacar los bastiones prorrusos en violación del alto el fuego.

Además, cifró en cuatro los milicianos muertos, a los que habría que añadir un civil, y en nueve los rebeldes heridos en los ataques gubernamentales contra Shirókino y Yenakievo.

“Estamos a favor de un arreglo pacífico, pero nos reservamos el derecho, en caso de recrudecimiento, de tomar las medidas necesarias. Hoy fueron infringidos dos puntos: la línea de separación avanzó hacia nosotros y se disparó contra barrios residenciales”, dijo.

Por su parte, el ministro de Defensa de la autoproclamada república popular de Donetsk, Vladímir Kononov, tachó de “provocación” la acusación de que los rebeldes atacaron Marinka. EFE [I]