Ecuador. viernes 15 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Primer escrutinio da triunfo a Tsipras, pero sin mayoría para formar gobierno

Partidarios del partido Syriza saludan en Atenas los primeros resultados electorles en Atenas el 20 de septiembre del 2015. Las priemras encuestas a boca de urna indican que Syriza está primero pero sin la ventaja suficiente como para formar gobierno. (AP Foto/Lefteris Pitarakis)

La izquierdista Syriza, liderada por el ex primer ministro Alexis Tsipras, ha ganado las elecciones generales anticipadas celebradas hoy en Grecia con el 35,35 % de los votos, según los resultados divulgados por el Ministerio del Interior con el escrutinio del 25 %.


Publicidad

Los conservadores de Nueva Democracia, dirigidos por Vanguelis Meimarakis, obtuvieron un 28,14 %.

Estas proporciones supondrían que, de un total de 300 escaños del Parlamento, Syriza conseguiría 144 (teniendo en cuenta un apoyo adicional de 50 diputados que el sistema electoral griego otorga al vencedor de los comicios) y Nueva Democracia 75.

El líder del Partido Conservador ha aceptado ya la derrota.

Nada más conocerse estos sondeos, Tsipras se dirigió a la sede de su partido, donde, alzando el brazo en señal de victoria, fue aclamado por la multitud que se encontraba en la calle.

En el tercer lugar quedarían los neonazis de Amanecer Dorado, con entre el 7 % y el 8 %.

Le siguen los socialdemócratas de Pasok, con entre el 6 % y el 7 %; los comunistas de KKE, con entre un 5,5 % y un 6,5 %, y el centrista To Potami, con entre un 4 % y un 4,5 %.

Dentro del arco parlamentario entrarían con seguridad, según estos sondeos, los nacionalistas Griegos Independientes, socios de la colación de Gobierno con Syriza, y la Unión de Centristas, una formación fundada hace más de dos décadas que nunca logró un escaño, ambos con entre un 3 % y un 4 %.

Incierta se perfila la presencia en el hemiciclo de la recién creada Unidad Popular, partido escindido de Syriza y liderada por el exministro Panayotis Lafazanis, con un 2,5 % y un 3 %.

La barrera mínima para acceder al Parlamento está situada en el 3 %.

Es la tercera vez que los griegos votan este año después de los comicios de enero que llevaron a Tsipras al poder con una plataforma opuesta a los rescates y de un referendo en junio que Tsipras convocó pidiendo a los votantes que rechazaran las propuestas de reformas exigidas por los acreedores.

Tsipras, de 41 años, renunció unos siete meses después de comenzar su período de cuatro años tras enfrentar una rebelión en el seno de su partido Syriza por dar un giro y aceptar los cortes de gastos y aumentos de impuestos estipulados por el rescate. Tsipras había ganado las elecciones de enero con promesas de abolir dichas medidas, vinculadas a dos rescates financieros anteriores.

Panos Skourletis, miembro de Syriza y ex ministro de energía, aplaudió los primeros resultados. “Es la primera vez que un partido trae un arduo acuerdo de rescate y es recompensado”, afirmó a la televisora privada Alpha. “Hasta ahora, el electorado era claramente anti-rescate”.

El ex ministro de finanzas Euclid Tsakalotos pronosticó estabilidad para Grecia. “Creo que seremos el primer (partido)”, dijo a la televisión Star. “No puedo decir que sea un gobierno para cuatro años, pero lo que puedo afirmar es que es muy improbable que haya elecciones en los próximos 12 meses”.

Tsipras sostuvo que no tuvo otra opción que aceptar las demandas de los acreedores europeos de aumentos de impuestos y reducciones de costos a cambio del tercer rescate financiero de Grecia, un paquete por 86.000 millones de euros (97.000 millones de dólares). Había prometido repeler las medidas impuestas a cambio de los dos rescates anteriores.

Sin embargo, sin el tercer rescate, finalmente concretado, Grecia —que depende de préstamos internacionales de rescate desde 2010— enfrentaba la bancarrota y una salida desastrosa de la zona de la divisa común.

Tsipras pidió a sus compatriotas dar un mandato sólido al próximo gobierno para permitirle gobernar durante cuatro años y “continuar con la misma decisión para librar las batallas en defensa de los derechos de nuestro pueblo, no solamente en Europa sino también esta vez dentro del mismo país”.

“Soy optimista”, declaró Tsipras después de votar en su vecindario ateniense de Kypseli. “Mañana comienza un nuevo día”.

___

Derek Gatopoulos, Costas Kantouris e Idyli Tsakiri, de AP,  contribuyeron a este despacho. Con reportes de EFE