Ecuador. lunes 18 de diciembre de 2017
  • Seguir en Facebook
  • Seguir en Twitter
  • Seguir en Google+
  • Seguir en YouTube
  • Seguir en Instagram
  • Seguir en LinkedIn

Separatistas ganan elecciones regionales en Cataluña

Partidarios de la independencia ondean la bandera secesionista de Cataluña, o estelada, durante un mitin de la coalición "Junts pel Si" en Barcelona, el 25 de septiembre de 2015. (Foto AP/Emilio Morenatti)

Barcelona (España), 27 sep (EFE).- La coalición nacionalista Junts pel Si, partidaria de la secesión respecto a España, ganó hoy las elecciones regionales en Cataluña con 62 escaños, a seis de la mayoría absoluta del Parlamento regional, fijada en 68 escaños.

Después de escrutado el 97,14 %, Junts pel Si (Juntos por el Si) logró una victoria insuficiente para formar gobierno en solitario.

Por ello, para alcanzar una mayoría absoluta en la Cámara regional tendría que contar con el apoyo de la otra fuerza que se presentaba a estos comicios con un programa independentista, CUP (izquierda radical), que tuvo 10 escaños.

Las dos formaciones tendrán 72 diputados y suman poco más del 47 por ciento de los votos, por debajo de la mitad de los votantes, que hoy acudieron masivamente a las urnas, porque la participación fue del 77 por ciento.

Junts pel Si y CUP propugnan la independencia de Cataluña, una opción que el Gobierno español (PP, centroderecha) rechaza por inconstitucional con el respaldo del primer partido de la oposición en el país, el socialista.

Por debajo de la coalición ganadora se situaron varios partidos que rechazan la hipótesis independentista, como Ciudadanos (centro, 25 escaños), PSC (socialistas, 16), PP (centroderecha, 11) y Catalunya sí que es pot (izquierda, 11).

Junts pel Si es una coalición integrada por políticos de distinto signo, tanto de la izquierda republicana como del centroderecha, como es el caso del presidente del Ejecutivo regional, Artur Mas, que aspira a la reelección y que en el pasado se caracterizó por ser nacionalista moderado.

Mas, cuyos resultados han ido a la baja en los diferentes comicios de los últimos años, impulsó esta nueva candidatura tras arduas negociaciones con otras fuerzas y con el objetivo de configurar una lista que emprendiera la vía de la secesión respecto a España.

Unos 5,5 millones de catalanes estaban convocados hoy a las urnas para unos comicios destinados a renovar el Parlamento regional y elegir al nuevo gobierno, aunque los nacionalistas han querido dar a esta cita un carácter plebiscitario en favor de sus tesis secesionistas.

Mas y sus aliados comparecieron ante sus simpatizantes en Barcelona y quisieron dar al resultado una lectura positiva al afirmar que en los comicios “ha ganado (su proyecto)” y se ha dado una “gran legitimidad” a la coalición para seguir con el programa independentista.

Por el contrario, fuentes del Ejecutivo español dijeron a Efe que el Gobierno considera que los resultados de las elecciones catalanas demuestran que Artur Mas ha fracasado en su estrategia secesionista, porque no ha logrado ni en votos ni en escaños el suficiente apoyo de la sociedad catalana para su proyecto.

Por su parte, el líder socialista, Pedro Sánchez, afirmó que los partidarios de la independencia en Cataluña “han perdido el plebiscito. Hay una mayoría de catalanes que no quiere la independencia, pero que sí quiere abrir un tiempo de convivencia, diálogo y de reforma en el conjunto” de España.

En las próximas semanas se llevará a cabo la constitución del Parlamento regional y la formación del nuevo Gobierno, todo ello mientras en España se aproximan las elecciones legislativas, previstas para diciembre y en la que es probable que el debate catalán siga presente.

El propio Mas no tiene garantizada la reelección al frente del Ejecutivo regional catalán, ya que la CUP está en condiciones de apoyar a Junts pel Si, pero no al propio Mas como presidente, por considerar que ha hecho una política conservadora y de recortes sociales. EFE